El semen es de mala calidad en más de la mitad de los jóvenes españoles

  • Un estudio apunta a la contaminación industrial como causa de la anomalía y establece diferencias significativas entre comunidades · Los expertos recomiendan "eyacular mucho" como solución

Comentarios 1

20

El 57,8% de los jóvenes españoles presentan un semen de calidad inferior a lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como normal. Estas personas, consideradas subfértiles, tendrán mayores problemas y tardarán más a la hora de conseguir un embarazo. E, incluso, algunos de ellos tendrán que acudir a técnicas de reproducción asistida. La causa de esta anomalía en la calidad del semen se debe a la contaminación industrial.

Éstas son sólo algunas de las conclusiones a las que ha llegado el primer Estudio Nacional del Semen realizado sobre una muestra de 1.239 jóvenes de entre 18 y 30 años de las 17 comunidades autónomas. La investigación se centró finalmente en Andalucía, Valencia, Cataluña, Galicia, Madrid y País Vasco, y se partió de los parámetros de volumen eyaculado, concentración y movilidad del esperma.

Dentro de los datos estadísticos obtenidos en seis comunidades sólo se ha tenido en cuenta el referido a la concentración, que establece como valor indicativo 20 millones de espermatozoides por mililitro de semen.

Según estas medidas, los catalanes son los que peor calidad de semen poseen, con un 22% de jóvenes subfértiles, seguidos de los valencianos, con el mismo porcentaje, y los vascos, con un 18% de jóvenes con semen atrofiado en alguno de los parámetros. "Sabemos, además, que la incidencia de malformaciones en genitales y cáncer de testículo tiene que ver con la calidad del semen", informó la directora del estudio y jefa del Centro de Reproducción Asistida del Instituto Marqués, Marisa López Teijón.

Por el contrario, son los gallegos, los andaluces y madrileños los que poseen un semen de mejor calidad. "El semen de los gallegos es notablemente mejor que el de resto de provincias", apuntó el especialista en esterilidad del Centro, Manel Elbaile.

"No tiene nada que ver el consumo de drogas ni los hábitos de vida", aseguró López Teijón, que llegó a informar de que los estudios han revelado que las personas que consumen marihuana y cocaína poseen mayor calidad en el semen "porque eyaculan más".

La principal causa de las anomalías en el esperma, asegura el estudio, se debe a la contaminación industrial y los denominados disruptores endocrinos o estrogénicos.

Estos últimos son sustancias químicas de origen industrial que se acumulan en el tejido graso del organismo y actúan como hormonas femeninas. Pueden afectar a la formación de los testículos en el feto, en el tercer mes de embarazo, ya que las madres los trasmiten a sus hijos varones a través del cordón umbilical, y alterar el proceso de formación de los espermatozoides, explicó.

Según la Unión Europea, existen más de 550 disruptores endocrinos o estrogénicos que se usan en la elaboración de pesticidas, fertilizantes, plásticos, cosméticos, materiales de construcción, productos de limpieza o que liberan las plantas incineradoras y son resistentes a la biodegradación.

Las sustancias químicas expulsadas al aire y al agua son acumuladas en el ser humano en el tejido graso, a través del cual y durante el embarazo se trasmite a los hijos en el feto todas las materias contaminantes, afectando a sus genitales y a su esperma.

"Una mujer embarazada puede pasar demasiada hormona femenina a su feto varón precisamente por este tipo de contaminación, empeorando, por tanto, la calidad de su semen", argumentó la doctora.

Aunque Elbaile aseguró que no hay que ser "catastrofistas", parece que la tendencia a la alta no descenderá. "El mundo está evolucionando así", argumentó el especialista.

De ahí, que ambos expertos sólo tengan una posible solución para mejorar la calidad del semen: "Eyacular mucho". De esta manera, se estimula la actividad del testículo, informó López Teijón, y se evitan las deficiencias en los genitales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios