El temporal azota las costas del noroeste de España

  • Se esperan rachas de viento de hasta 140 kilómetros por hora.

Comentarios 1

La ciclogénesis explosiva que atraviesa España desde el sábado y que abandonará la península este domingo dejó hasta el momento carreteras y líneas de ferrocarril cortadas, caída de árboles y postes de la luz, cortes de luz, entre otros desperfectos materiales, en las 50 provincias que permanecían en alerta principalmente por fuertes vientos. El único incidente grave ha sido la muerte de una anciana en Galicia, a la que caído encima un muro derribado por el viento. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que el Gobierno ha movilizado a 20.000 funcionarios para que estén en alerta para actuar en caso de que sea necesario.

El temporal de lluvia y vientos huracanados (más de 140 km/h) que azota España durante el fin de semana y que mantiene en alerta a casi todas las provincias del país, ha dejado numerosos incidentes que han producido desperfectos de carácter material. Así, en las Islas Canarias, región por la que entró la ciclogénesis explosiva, la compañía Unelco-Endesa informó de que unos 9.000 clientes de la eléctrica no cuentan en las islas con suministro.

Según explicaron fuentes de la compañía, la isla más afectada es Tenerife, dónde unos 8.700 clientes permanecen sin electricidad. En concreto, las localidades que han sufrido este corte son Los Realejos, Fasnia, El Sauzal y Guímar, aunque también se dieron en Ingenio y Telde (Gran Canaria). De igual forma, en La Palma también se dieron cortes en las zonas del Mulato y Gallegos.

No obstante, no fue el único problema que se registró en las islas, ya que el Cabildo de Tenerife mantuvo cortadas al tráfico las carreteras de acceso al Teide; la carretera general del Sur (TF-28) a su paso por Guímar y un carril dirección Santa Cruz de la TF-5. Además, los bomberos canarios tuvieron hasta 70 alertas por caídas de árboles, producidas por las fuertes rachas de viento, que alcanzaron los 104 kilómetros por hora en Valverde  y 90 km/h en Frontera (Hierro).

La situación se repitió a lo largo de la jornada del sábado por el resto de comunidades autónomas que estaban en alerta. Aunque no se registraron graves incidentes, sí se sucedieron leves desperfectos, especialmente en las regiones del norte. Cabe destacar, la caída de una grúa en Abaltzisketa (Guipúzcoa) que provocó graves daños en un edificio de viviendas, según confirmaron fuentes del Departamento de Interior.

Además, el viento, que superó los 100 km/h en Ávila, se ha llevado ventanas, cristaleras, carteles, vallas publicitarias e incluso partes de algún tejado de chapa en la capital abulense. No hubo daños personales, pero un cristal de grandes dimensiones cayó encima de un todoterreno en el barrio de Las Hervencias y ha salpicado la acera de cristales.

El Ayuntamiento de San Sebastián decidió suspender el transporte público en la ciudad hasta mañana y ordenó cerrar los centros comerciales de la ciudad por los fuertes vientos. Así, recomendó a los donostiarras no sacar las basuras durante ese periodo de tiempo y evitar acercarse a la costa o lugares donde puedan desprenderse objetos.    

Los cortes de tráfico se sucedieron en carreteras por fuertes precipitaciones, como ocurrió en Andalucía, donde una treintena de vías se vieron afectadas, principalmente en las provincias de Cádiz, Córdoba, Sevilla y Granada. Incluso, la estación de esquí de Sierra Nevada cerró por rachas de viento de hasta 140 km/h.  

Igualmente, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) suspendió la circulación en la Comunidad Autónoma de Galicia y posteriormente en los trayectos ferroviarios entre León y Asturias, Palencia y Cantabria, Miranda de Ebro y País Vasco y Norte de Castilla y León, por fuertes rachas de viento, en base al protocolo de seguridad en la circulación. Por su parte, Aena canceló dos vuelos que salían desde el aeropuerto de Peinador, en Vigo, hacia Madrid y otros tres que procedían de la capital.

Movilizados 20.000 funcionarios

Ante esta situación, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el Gobierno ha movilizado a 20.000 funcionarios para que estén alerta durante 24 horas con el objetivo de prevenir los posibles efectos de la "borrasca muy profunda" que llega a la península y actuar en la reparación de los eventuales daños que pueda ocasionar.

Después de participar en una reunión del comité estatal de coordinación ante fenómenos meteorológicos adversos, Rubalcaba explicó que, durante este tiempo, se va a contar con la coordinación de puertos, aeropuertos, responsables de vías férreas y cuerpos de seguridad del Estado, así como de las Comunidades Autónomas, con las que se está en "permanente contacto".

Asimismo, recomendó "precaución a los ciudadanos a la hora de coger el automóvil" ante la llegada de "una borrasca muy profunda" que provocará fuertes vientos en toda España. El titular de Interior aconsejó también no llevar a cabo otro tipo de actividades "incompatibles con el viento fuerte y el huracanado", como "hacer footing en el bosque", acercarse a ver las olas del mar o "reparar los tejados de las casas".

Así, recordó que ya se ha "prohibido la circulación de camiones en zonas con vientos huracanados" en el norte, a la vez que precisó que los aeropuertos "en principio", están "todos abiertos", aunque depende de las compañías que los gestionan.  

41 provincias en alerta

Un total de 41 provincias permanecen este domingo en alerta como consecuencia de la ciclogénesis explosiva, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El temporal de viento que asola el país mantuvo el sábado en alerta a 50 de las 52 provincias españolas. Sólo Murcia y Baleares se libraron de la alerta por riesgo de fuertes rachas de viento.

Así, en la jornada del domingo, la alerta roja (riesgo extremo) por viento se extiende a Asturias, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. Las mayores rachas de viento se esperan en Asturias, donde alcanzarán los 160 kilómetros por hora, mientras que en Castilla y León se esperan rachas de hasta 150 kilómetros por hora.  

La alerta naranja (riesgo importante) por viento afectará a las provincias de Huesca, Teruel, Zaragoza, Tenerife, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Madrid, A Coruña, Lugo y La Rioja. También la alerta naranja por fuerte oleaje se extiende a Cantabria, Asturias, Vizcaya, Guipúzcoa, Pontevedra, Lugo y A Coruña.

Por su parte, la nieve mantiene en alerta a Asturias, Ourense, Lugo, Zamora, Palencia, León y Cantabria. Asimismo, se mantendrá la alerta por riesgo de aludes en Huesca. La cota de nieve se sitúa entre los 800 y 11.200 metros en el noroeste y 1.200 y 1.800 metros en el esto del país.

Además, en el noroeste peninsular se esperan chubascos débiles o moderados que ocasionalmente van acompañados con tormenta. Las precipitaciones se extenderán a lo largo del día al resto de la Península, sin alcanzar el área mediterránea donde sólo se registrarán intervalos de nubes medias y altas. Las lluvias serán más frecuentes en la mitad occidental y menos cuanto más al este.

En Baleares, los cielos estarán muy nubosos y habrá posibilidad de alguna lluvia débil por la noche. En el archipiélago canario, los cielos nubosos dejarán precipitaciones débiles y dispersas, sobre todo en la primera mitad del día. Las lluvias pueden ser localmente moderadas en las islas de mayor relieve.

En cuanto a las temperaturas, permanecen sin cambios en el litoral levante. En áreas del nordeste, se registrará un ligero ascenso, mientras que en Canarias se espera un moderado descenso. Por su parte, Baleares vivirá un moderado ascenso de las mínimas y un ligero descenso de las máximas. En el resto del país, las mínimas sufrirán un ligero descenso en el cuadrante suroeste. El ligero descenso de las temperaturas máximas será localmente notable en algunos puntos del sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios