Un tratamiento de la artrosis de rodilla con sangre propia alcanza un 95% de éxito

  • Un estudio certifica la validez de una terapia propia de deportistas de alto nivel como Nadal o Xavi

Un estudio realizado en clínicas de Madrid, País Vasco y Cataluña asegura que los factores de crecimiento, una terapia biológica que utiliza la propia sangre del enfermo, consiguen que las personas con artrosis en la rodilla estén libres de dolor una media de dos años tras el tratamiento. Si bien un 5% de los pacientes asegura no sentir ninguna mejoría, el tratamiento ha resultado exitoso para deportistas de primer nivel como el tenista Rafael Nadal o los futbolistas del FC Barcelona Xavi Hernández y Carles Puyol.

Los factores de crecimiento se obtienen a partir de la sangre del propio paciente por medio de un procedimiento de separación celular y activación de las proteínas obtenidas de las mismas. Este plasma enriquecido se administra de forma intraarticular y actúa como un mediador biológico que provoca la proliferación celular y, por lo tanto, la reparación tisular del tejido, al tiempo que disminuye la inflamación, estimula la creación de nuevos vasos sanguíneos y el efecto protector de la célula. De este modo se aceleran los procesos naturales de curación y se adelanta la recuperación funcional de la articulación hasta en un 50%.

Entre un 10% y un 12% de la población española presenta síntomas de patología degenerativa articular de rodilla, aunque, por encima de los 65 años, la prevalencia de la artrosis es casi universal. Los estudios realizados hasta el día de hoy determinan algunos elementos que aumentan el riesgo de padecer artrosis: hábitos posturales, factores hereditarios e incluso el ejercicio excesivo. El tratamiento tiene actualmente un coste de entre mil y tres mil euros, dependiendo de la gravedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios