La venezolana es ya la primera nacionalidad entre los solicitantes de asilo a España

  • PSOE lo atribuye a proximidad cultural, Ciudadanos denuncia la "pobre acogida" que reciben y Podemos alerta sobre la "falsa sensación" de que son muchos

La venezolana se ha convertido este año en la primera nacionalidad de los solicitantes de asilo a España pues hasta el 30 de septiembre habían registrado en torno a 7.400 peticiones, doscientas veces más que hace un lustro, cuando los venezolanos que pedían protección internacional no llegaban ni al medio centenar.

Según datos del ACNUR a los que ha tenido acceso Europa Press, ha recepcionado algo más de 23.200 peticiones de asilo en estos primeros nueve meses del año batiendo así su propio récord: En todo 2016 se rebasaron las marcas históricas con 16.554 solicitudes.

Sin embargo, a diferencia de entonces ahora no son los ciudadanos sirios quienes protagonizan el incremento de peticiones, sino los venezolanos, que en todo 2016 instaron 4.196 solicitudes de asilo en España, más de la mitad en el último trimestre del año, marcando un ritmo que se incrementaría a lo largo del año en curso.

"Estas solicitudes de protección internacional se están instruyendo, ya que cada expediente exige un estudio individualizado y pormenorizado, sin que pueda ser posible adoptar un criterio generalizado para el conjunto de los solicitantes venezolanos basándose en un criterio de nacionalidad", explicaba esta semana el Gobierno en una respuesta parlamentaria a la que tuvo acceso Europa Press.

Las peticiones se han multiplicado más de doscientas veces en los últimos cinco años, pasando de las 35 que recibió la Oficina de Asilo y Refugio en el año 2013 a las 7.400 de los últimos meses. En el año 2012 fueron 28 solicitudes de venezolanos, 52 en 2011 y 19 en el año 2010.

La tendencia al incremento comenzó en 2015, cuando por primera vez los venezolanos aparecieron entre las diez primeras nacionalidades que pedían protección en España. Al cierre de aquel año se contaban 596 solicitudes frente a las 124 del año 2014.

En estos primeros nueve meses del año, los venezolanos están seguidos, eso sí, por los ciudadanos sirios, segunda nacionalidad más numerosa entre los peticionarios con 3.400 solicitudes de asilo presentadas. Por detrás, los procedentes de Ucrania, que suman en torno a 1.800 solicitudes, y los colombianos, con un total de 1.700 peticiones.

A más distancia, han solicitado asilo en España durante estos primeros nueve meses del año 870 ciudadanos de El Salvador, 840 palestinos, 730 hondureños y 650 cameruneses, de acuerdo al balance aún provisional que maneja el ACNUR.

No obstante, la cifra total representa menos del cinco por ciento de las peticiones registradas en toda la Unión Europea durante el mismo periodo. Según el balance provisional de Eurostat, que aún no cuenta con datos completos de los 28 países miembros, la región habría recibido hasta septiembre más de 496.000 solicitudes de protección internacional.

Para el portavoz en materia de inmigración del PSOE, Nacho Sánchez Amor, es "obvio" que a España vengan personas "de ámbitos culturales y lingüísticos similares" y, "por tanto, también es obvio que para las personas que deban de huir de Venezuela, Honduras o El Salvador, su primera opción sea España, porque es más fácil su integración".

Pero, conforme explica en declaraciones a Europa Press, más allá de este análisis, a su juicio es importante trabajar en dos puntos, el primero de los cuales es a corto plazo y a nivel nacional. "Hay que tener los mecanismos nacionales para procesar todo este tipo de solicitudes y España tiene que hacerlo y que no se amontonen los expedientes sin que esa persona tenga seguro su estatus para quedarse o tener que irse del país", plantea.

El otro punto pone el foco en el largo plazo. Se trata, según ha explicado, de trabajar para que el sistema común de asilo asegure que junto con la labor de control de frontera que hacen los miembros de la UE, haya también un mecanismo de equidad de reparto solidario de los refugiados que los países finalmente decidan que pueden quedarse.

"Y que esos mecanismos de examen de las solicitudes de refugio y asilo sean mecanismos lo más homologados posible, de tal manera que no haya países que reciban una cantidad enorme de solicitudes porque se entienda que su sistema es más laxo. Tiene que ser un sistema común europeo, tanto en el examen de las solicitudes como en el reparto de las responsabilidades cuando esas personas se decide que deben quedarse aquí", ha apuntado. 

Más que al número de solicitudes por país, la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, destaca el porcentaje de concesión de expedientes de España que, según ha apuntado, es de lo más bajos de la UE. Estas cifras demuestran, a su juicio, que no "el Gobierno del PP tiene ningún tipo de compromiso con el derecho de asilo".

"Creemos que el PP contribuye e generar un discurso de alarmismos creando una falsa sensación de que vienen muchas personas cuando no es cierto", ha apuntado la diputada morada, quien ha insistido en que las cifras "récord" de asilo que se han registrado este año no suponen, sin embargo, que en el marco de la UE España sea uno de los países que más recibe y acoge.

También al portavoz de Ciudadanos en materia de Inmigración, Fernando Maura, le preocupa que la respuesta de España ante las solicitudes que, a su juicio, "debería estar a la altura las circunstancias, especialmente con los procedentes del vecindad (Magreb) o cultural (Latinoamérica)". "Recordemos que la nacionalidad con más solicitudes de asilo en España desde hace dos años es la venezolana y es preocupante el pobrísimo resultado de nuestra acogida", ha apuntado.

El diputado considera que esta situación es un espejo de lo que ha ocurrido con la cuota de reubicación y reasentamiento de refugiados exigida por la UE y que el Gobierno, conforme ha recordado, tampoco ha cumplido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios