El volcán Etna se infla y desinfla por la presión de su magma

  • El volcán más activo de Europa se expande cada año más de un centímetro en dirección al mar

Un grupo de científicos italianos ha descubierto que el volcán más activo de Europa, el Etna, situado en la costa oriental de Sicilia, se infla y se desinfla por la presión de su magma interno, mientras cada año se expande más de un centímetro en dirección al mar. Este descubrimiento, publicado en la revista científica Geophysical Research Letters, es fruto de una investigación liderada por Marco Neri, del Instituto Italiano de Geofísica.

"Durante una decena de años el Etna ha acumulado una grandísima cantidad de energía en forma de magma debajo de la superficie. La presión del magma ha hecho que se inflara hasta que se ha superado el límite de resistencia y ha explotado" explica Neri. "Desde ese momento -añade- el magma ha llegado a la superficie a través de fisuras que se abren en las laderas del volcán. Esto sucede aún hoy. Estas fisuras han causado erupciones de mucha cantidad de magma. Como un soufflé que se desinfla".

Neri usa el ejemplo gastronómico para explicar las conclusiones a las que ha llegado gracias a una técnica de observaciones de la superficie terrestre mediante satélite, que permitieron estudiar los procesos geológicos registrados por el Etna desde 1992. Actualmente el volcán atraviesa una fase de descarga, la última en mayo de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios