Apple intenta animar las ventas con una nueva línea de portátiles a precios ajustados

  • Se trata del primer retoque serio a la serie de portátiles MacBook en dos años.

Comentarios 12

El grupo tecnológico Apple presentó  una nueva línea de portátiles con más funciones y precios muy ajustados, a pocas semanas del inicio de una temporada navideña que se prevé que sea la peor en décadas para el sector.

Se trata del primer retoque serio a la serie de portátiles MacBook en dos años, junto a la introducción del modelo MacBook Air, el más delgado de Apple, en enero de 2008.

Expertos y periodistas esperaban también el lanzamiento de un nuevo modelo revolucionario, pues en los últimos días circularon rumores de que Apple presentaría un portátil más sencillo y barato, cuyo precio no superaría los 800 dólares.

Ese portátil para tiempos de crisis no llegó, pero Apple anunció una reducción de 100 dólares en el precio del MacBook de 13 pulgadas con carcasa blanca, el modelo más económico de la firma, hasta los 999 dólares.

Además, ha introducido una línea de nuevos modelos que se pondrán a la venta esta semana y cuyos precios están muy ajustados pese a las novedades tecnológicas.

"Los nuevos MacBooks ofrecen increíbles características que van a encantar a los usuarios -como diseños de metal, estupendas tarjetas gráficas 3D y pantallas LED- a precios hasta 700 dólares más bajos que antes", dijo Steve Jobs, presidente de Apple.

Eso no quiere decir exactamente que Apple reduzca los precios sino que, si se comparan prestaciones, la nueva línea ofrece portátiles que cuestan hasta 700 dólares menos que sus homólogos actuales de características similares.

Como el resto de las compañías del sector, la firma con sede en Cupertino es consciente de que la crisis económica va a hacer que la actual sea la campaña navideña más desastrosa en décadas.

Otros fabricantes como Dell o HP ofrecen desde hace tiempo portátiles por debajo de los 1.000 dólares, pero Apple siempre ha mantenido sus precios por encima de sus competidores y ha apuntado a un consumidor más preocupado por el diseño que por su bolsillo.

La nueva familia de MacBooks tiene una carcasa fabricada a partir de un único bloque de aluminio, lo que hace que estos ordenadores sean más delgados, livianos y resistentes que el resto.

La línea incluirá un MacBook con pantalla de 13 pulgadas con procesadores Intel Core 2 Duo de 2,0 o 2,4 GHz y un MacBook Pro de 15,4 pulgadas con opciones de 2,4 GHz o 2,53 GHz.

Los precios oscilarán entre los 1.299 y los 2.499 dólares en Estados Unidos.

El MacBook más barato de la línea actualmente en el mercado cuesta 999 dólares y el MacBook Pro de 17 pulgadas, el más caro, se vende por 2.799 dólares.

Todos los nuevos modelos incluirán pantalla LED y un trackpad (dispositivo táctil que sirve de ratón) con funciones semejantes a las de la pantalla táctil del teléfono iPhone y un 40 por ciento más de superficie.

Tendrán además tarjetas gráficas NVIDIA en lugar de las actuales de Intel lo que, según explicó Steve Jobs, permitirá que actividades como jugar videojuegos en tres dimensiones sean hasta seis veces más rápidas.

Estas tarjetas gráficas se introducirán también en dos versiones actualizadas del MacBook Air con procesadores Intel Core 2 Duo de 1,6 GHz y 1,86 GHz, respectivamente.

El MacBook Air tiene sólo 1,9 centímetros de espesor pero carece de lector de CDs o DVDs.

Las acciones de Apple reaccionaron a la presentación con bajadas en torno al 4% y cerraron con una caída en el Nasdaq del 5,6 por ciento, hasta los 104,8 dólares.

Los títulos de Apple han vivido en las últimas semanas una auténtica montaña rusa.

La compañía perdió un 40 por ciento en el último mes, pero los rumores sobre un nuevo modelo más económico que pudiera empujar las ventas hicieron que sus acciones escalaran un 9% el pasado viernes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios