Francia presenta la ley para desconectar a los que descarguen obras protegidas

  • El Consejo de Ministros aprueba un proyecto de ley que prevé suspender la conexión a internet de los usuarios que reincidan en la descarga de archivos · A cambio, la industria cultural se compromete a ampliar la oferta de descargas "legales" y a retirar los sistemas de protección anticopia

Comentarios 2

El Gobierno francés ha presentado hoy un proyecto de ley destinado a combatir la piratería en internet que prevé un mecanismo para convencer a los internautas que realizan descargas "ilegales" de música o películas de que deben abandonar esta práctica si no quieren enfrentarse a una sanción. El texto, bautizado como 'Creación e Internet', ha sido presentado hoy en el Consejo de Ministros por la titular francesa de Cultura, Christine Albanel, que cree poder reducir los actos de piratería entre un 70 y un 80 por ciento

Para velar por la prevención y la posible sanción de los actos de piratería se creará una Alta autoridad para la difusión de las obras y la protección de los derechos en internet (Hadopi) integrada por magistrados que tendrán por cometido garantizar la regulación de las medidas técnicas de protección e identificación de las obras protegidas. Esta instancia comenzará a funcionar el 1 de enero de 2009, una vez que el Parlamento de su visto bueno al texto en una votación prevista para el otoño.

La primera advertencia de la comisión de la Alta autoridad será vía mensaje electrónico y la segunda una carta certificada, de manera que el abonado tenga constancia por escrito de la actitud que se le reprocha.  De persistir en su empeño, el internauta podrá verse privado de conexión a internet durante un periodo que oscila entre tres meses y un año, aunque puede ser modificado si acepta el pago de una multa. Llegado el caso, la comisión de protección de los derechos también podrá obligar al infractor a tomar medidas para evitar que los actos de piratería se repitan.

Urgencia

El Ejecutivo galo considera que la ley obedece a una situación "de urgencia", dado que la economía del sector cultural y la creación se ven amenazadas por el "pillaje" de las obras en la red y el texto se apoya en los acuerdos firmados en el Elíseo el pasado noviembre de 2008 por 47 organizaciones y empresas del sector musical, cinematográfico, audiovisual e internet. Así, la industria cultural se compromete a mejorar la oferta legal y colgar en internet más rápidamente sus productos, retirando los dispositivos técnicos de protección que bloquean las producciones musicales francesas.

La ministra de Cultura cree que la nueva ley permitirá rebajar entre un 70 y un 80 por ciento el nivel de piratería, pero ha querido dejar claro que no se trata de ejercer de policías frente a los internautas sino de incorporar una pauta de "responsabilidad". "Sabemos que no vamos a erradicar completamente el problema de la piratería al cien por cien pero pensamos que lo podemos reducir significativamente", ha dicho a la prensa tras presentar el proyecto legislativo.  "Si logramos bajarlo entre un 70 por ciento y un 80 por ciento, ya será notable", afirma Albanel tras asegurar que Francia es el número uno mundial en descargas ilegales con unos 1.000 millones de actos de piratería anuales (mientras la SGAE asegura que en España se realizaron 1.200 millones de descargas en 2007).

El presidente Nicolas Sarkozy ha afirmado durante el Consejo de Ministros que "internet no puede ser una zona de no derecho", según relata el portavoz del Ejecutivo, Luc Chatel. El Gobierno francés sostiene que la ley pretende garantizar los derechos de todas las partes, es decir, el derecho de propiedad e intelectual de los creadores y el de la vida privada de los internautas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios