"¡Es la red, estúpido!": Internet, clave en el avance de Obama

  • Si hay alguien que aún cuestione el poder de internet a la hora de desempeñar un papel clave en las presidenciales en EEUU, las últimas cifras de fondos recaudados por Obama deberían acabar con todas las dudas

El candidato demócrata logró recaudar la asombrosa cantidad de 150 millones de dólares en septiembre, la mayoría procedente de pequeños donantes que dieron menos de 100 dólares a través de la página web del candidato.

Gracias a un uso de internet sin precedentes, la campaña de Obama atrajo a 632.000 nuevos donantes en septiembre. Según algunas estimaciones, las actividades de Obama en internet ya han logrado recaudar más de 1.000 millones de dólares desde que comenzó su campaña hace dos años, diez veces más de lo que el también demócrata John Kerry pudo recaudar por la red hace cuatro años.

Pero no es quizá ese asombroso logro el impacto más decisivo de internet en las elecciones de este año. Según señalan analistas políticos, fue el alto flujo de voluntarios que acudieron a la web de Obama cuando comenzó a considerar por primera vez concurrir a las elecciones lo que le convenció de que tenía realmente una oportunidad para derrotar a la senadora Hillary Clinton, entonces la favorita para lograr la nominación del Partido Demócrata.

Al multiplicarse en la red de apoyo a Obama, ello le dio el impulso decisivo en las primeras batallas contra Clinton, permitiéndole desplegar a miles de voluntarios con poca antelación y con un efecto devastador, comentó Joe Trippi, asesor de la campaña demócrata y "gurú" político online. "En 1992 (el lema) era '¡Es la economía, estúpido!'", dijo Trippi a la revista del prestigioso Insitituto de Tecnología de Massachusetts. "Este año, ¡fue la red, estúpido!". Si Trippi tiene razón, el 4 de noviembre será un paseo para Obama.

Según el Centro de Investigaciones Pew, la web de la campaña de Obama atrajo un flujo alrededor de tres veces superior de la de su contrincante, el senador republicano John McCain. En Facebook Obama tiene 2,2 milones de "amigos", frente a los 745.000 de McCain, y en MySpace Obama tiene 588.000, comparados con los 188.000 de su oponente.

El equipo de la web de Obama, que incluye a Chris Hughes, el cofundador de Facebook, de sólo 24 años, hizo un duro trabajo al integrar las actividades online con las acciones reales. Así llegaron a sus seguidores mediante una multitud de plataformas, desde correos electrónicos a mensajes de teléfono móvil, pasando por videos en cadena y comunicaciones en el medio más moderno, la red de telefonía celular Twitter. Obama incluso sacó anuncios en videojuegos, pidiendo a sus votantes que fueran a las urnas.

En contraste, el uso de la red por parte de McCain pareció más bien una idea de última hora. Su juego online se llama Pork Invaders, está inspirado en el Space Invaders (Invasores del espacio) y consiste en disparar a objetos que representan los gastos excesivos del gobierno, a los que en lenguaje político se llama "carne de cerdo". Por la idea, por el diseño y por la velocidad con que se ejecuta, el juego no parece diseñado para llegar a los decisivos votantes jóvenes, pero quizá sí a sus padres.

McCain también ha utilizado los anuncios de Internet en su beneficio. Al no poder igualar el dinero que Obama puede gastar en anuncios, colgar anuncios en la red le ayuda a superar esa brecha. "Gracias a Youtube, a los blogs y a los e-mails de rápida difusión, cada vez es más difícil no pagar un precio tras repetir mentiras descaradas o no verse expuesto en las campañas difamatorias", escribió Arianna Huffington, la experta de los bloggers de centroizquerda. "Internet puede facilitar la diseminación de calumnias, pero también hace mucho menos probable que éstas logren tomar fuerza", consideró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios