dEBRA MESSING. 'DIRTY DANCING'

"Con Baby terminé de convencerme para ser actriz"

  • La que fuera protagonista de 'The Mysteries of Laura' es la madre de la familia en la nueva versión de la película que esta noche emite Paramount

Debra Messing y Bruce Greenwood como el matrimonio Houseman de la nueva 'Dirty Dancing'. Debra Messing y Bruce Greenwood como el matrimonio Houseman de la nueva 'Dirty Dancing'.

Debra Messing y Bruce Greenwood como el matrimonio Houseman de la nueva 'Dirty Dancing'. / abc

En España es conocida por protagonizar la versión estadounidense de Los misterios de Laura, The Mysteries of Laura, aunque la comedia que le dio popularidad en todo el mundo fue Will and Grace. Esta noche, a las diez menos diez, aparece en el canal Paramount para la nueva versión de Dirty Dancing, protagonizada por Abigail Breslin (Pequeña Miss Sunshine) y Colt Prattes, producida por el 30º aniversario de la película original y que emitió ABC. Messing es la madre de Baby y esposa del intolerante doctor Houseman (Bruce Greenwood, Yo, Robot) y explica a este periódico cómo es este remake para la televisión.

Es muy difícil dejar a un lado lo que ya has visto de la original porque al final la tenemos interiorizada"

-¿Qué le impulsó a ser la nueva Marjorie Houseman?

-En primera lugar porque me encanta la película original. Además de que ha sido un título icónico, para mí es una historia que transmite energía en sí misma. Cuando me enteré de que estaban haciendo una nueva versión, basada en la original pero sin imitarla, me intrigó. Cuando recibí el guion me emocioné por cómo supieron desarrollar la personalidad de Marjorie, al fin y al cabo en la original no pudimos ver mucho sobre ella y sobre su relación con su marido, Jake, y en esta versión se desarrolla mucho más.

-Una madre de otro tiempo, de todas formas.

-Mi madre vivió los años 60 y eso también me ha hecho tener mucha conexión con el papel porque hay muchas cosas que me recuerda a ella, en cuanto al vestuario... ella era ama de casa y madre. Poder entenderla mejor en este sentido me ha gustado mucho. Es un papel más complejo.

-¿Ha seguido la interpretación de Kelly Bishop de la película original?

-Es muy difícil dejar a un lado lo que ya has visto de la película original porque al final la tenemos interiorizada. Bishop es increíble y es muy difícil para mí mirarme en el espejo y no ver algo de ella en mi interpretación. Ella también formó parte de este proyecto de alguna manera u otra.

-¿Qué pueden esperar los fans de esta nueva versión?

-Sí, no se sentirán decepcionados. Es un musical que incluye todas las canciones originales que todo el mundo adora pero también se ha incluido más música y mucho baile. Soy la primera admiradora del musical Hamilton y el coreógrafo que hizo este espectáculo de Broadway es el mismo con el que hemos trabajado en este proyecto para hacer algo sofisticado, romántico, sexy. Creo que también es algo que a los espectadores les va a gustar ver.

-Marjorie incluso canta...

-Marjorie canta They can't take that away from me, la canción que bailaron ella y Jake cuando se conocieron y se enamoraron unos treinta años antes. Aprovecha el concurso de talentos para sorprenderle y regalarle esa actuación. Cuando me enteré que tenía que cantar en esta obra fue una mezcla de miedo y emoción.

-¿Se tuvo que preparar?

-Me apunté a unas clases de canto y un día entré al estudio decidida y la grabé. Estuve como siete horas para grabar una sola canción. Fue subyugante y aterrador a la vez. Es xtraño cantar una frase de una canción como 52 veces seguidas. Al final sólo los expertos son capaces de escuchar las ligeras modulaciones e identificar los matices que están buscando. Hacerlo en cámara fue la segunda parte de este desafío porque tenía que sincronizar los labios y actuar al mismo tiempo.

-¿Cómo ha sido el trabajo con Bruce Greenwood?

-He sido una gran fan suya durante mucho mucho tiempo. Es capaz de hacer de todo. Puede ser un poco borde y de repente divertido,ingenuo. Esta vez los dos teníamos que hacer un poco de "tontos" y fue algo bonito porque teníamos varias escenas tensas. Estoy agradecida porque es de esos actores que inspiran.

-¿Cómo es la relación familiar en esta nueva Dirty Dancing?

-Los compañeros de trabajo son maravillosos. No tengo palabras para mis hijas. Creo que Marjorie tiene más en común con Lisa (Sarah Hyland), y ella quiere ser más como su madre. Baby es la niña de papá, pero Marjorie siente mucha ternura por ella y tiene un gran carácter protector. Creo que el hecho de que en esta nueva versión se centre más en la familia fundamenta la hace más especial.

-¿Qué le ha parecido ese giro familiar con el telefilme?

-Me parece un acierto. Contagia mejor la atmósfera de los 60. La alegría, el optimismo, la música de la época…Pero también hay escenas que llaman la atención porque puedes llegar a entender lo que realmente había tras la apariencia de felicidad.

-¿Qué recuerdo tiene como espectadora de Dirty Dancing?

-Recuerdo como si fuera ayer estar sentada con mi madre en el cine. En Rhode Island crecí con el sueño de ser actriz y vi a Baby y terminé de convencerme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios