Carlton Cuse. Productor ejecutivo de 'The Strain', en Cuatro

"Combinamos mi experiencia en TV con la de Guillermo en cine"

  • Fue productor ejecutivo de la emblemática 'Perdidos'. Comparte proyecto con Guillermo del Toro, autor también de la novela sobre estos virus y vampiros que llegan cada martes.

Comentarios 1

El virus que se apodera de Estados Unidos a través de un avión lleno de cadáveres causa terror cada martes en Cuatro. Esta noche llega otro capítulo doble de The Strain (La Raza, si se tradujera en castellano). Guillermo del Toro adaptó así a la televisión su saga de la Trilogía de la oscuridad. En el proyecto para la cadena FX se embarcó junto a Carlos Cuse (México, 1959), uno de los nombres claves del éxito de Perdidos. Terror y drama personal reunidos en una ficción de la que se prepara su segunda temporada. Cuse explica para este periódico algunos detalles de una serie que ha calado en la audiencia española.

-¿Cómo entra usted en un proyecto que Guillermo del Toro consideraría como muy personal?

-Empezamos dos años atrás, hace casi tres años. Eso, por cierto, es mucho tiempo para preparar un proyecto de televisión y creo que por eso ha sido una de las virtudes reales de esta serie. Tanto tiempo de espera no es bueno, porque no trabajas con concentración, no sabes si las cosas van a salir o no, pero justo desde el principio FX se mostraron muy implicados y al final la cuenta atrás en el calendario nos agobiaba más a nosotros que a ellos. Realmente queríamos tener mucho tiempo por delante para preparar el trabajo. Lo detallamos a conciencia, contratamos a artistas para sacar presentaciones y dibujos de nuestras criaturas, de nuestros principales platós… Guillermo trabajaba codo con codo con estos chicos en parte para crear un look visualpersonal para la serie. Fuimos un paso por delante y creamos modelos y maquetas. Todas estas cosas solo eran preparativos que no podéis ver y que sin embargo absorben mucho tiempo y esfuerzo. Lleva mucho tiempo montar una serie de calidad, así que lo afrontamos con precaución. Ha sido una combinación muy interesante de mi experiencia en los platós de televisión y la de Guilermo en los del cine. Desde el comienzo conectamos muy bien y vimos el programa de forma muy similar, uniéndonos sin fisuras.

-Dicen que Guillermo apareció una mañana, tras un sueño, pidiendo que el Master no tuviera nariz. ¿Cómo reacciona un productor ejecutivo cuando su compañero llega con visiones como esas?

-En las creaciones de los monstruos difería con Guillermo y él no estaba de acuerdo con algunos asuntos narrativos. Es cuestión de asumir las ideas del otro aunque mantengamos una opinión unánime global del proyecto. Cada uno tenemos nuestras opiniones sobre los detalles, pero delimitamos nuestras áreas en las que tenemos la última palabra y nos acoplamos bien. Es la mejor manera de sacar adelante un proyecto así.

-¿Pero discutieron mucho sobre los vampiros de The Strain?

-Los vampiros y su forma de adaptarlos en pantalla creo que fue lo que realmente más me interesó tras leer los libros. Me leí el primer libro como un verdadero fan antes de tener un encuentro con Guillermo… también tuve un encuentro on line con el coautor de la saga, Chuck Hogan, porque habíamos estado hablando sobre hacer algo juntos, por lo que fue una confluencia...

-¿Cómo se puede modernizar la concepción de unos vampiros siniestros y terrenales, ahora que estuvieron de moda los vampiros bellos y con bondad?

-Fue más complicado de lo que parece, pero también muy excitante. Era un forma diferente de ver la leyenda de los vampiros. Creo que ya estábamos inundados de esos vampiros brillantes, educados y hermosos de ahora. Los libros de Guillermo y Chuck presentan un tipo completamente diferente de vampiro. Eso era irresistible. No creo que el mundo necesite otra serie de dráculas guapos. Me atraía la idea de volver a las raíces de la antigua leyenda. Guillermo indagó en un montón de viejas historias. Esta idea de vampiros como "Strigoï", que es la palabra rumana para vampiro, era realmente escalofriante. Las fuerzas del antagonismo en The Strain son tremendamente diferentes a The Walking Dead. Y eso, como alguien que cuenta una historia, me apetecía mucho, que fuéramos capaces de desvelar de nuevo este vampirismo, complejo y mitológico, que se basa en las fuerzas antagonistas del bien.

-The Strain destaca porque ha incluido muchos efectos especiales de maquillaje, de monstruos reales, efectos especiales de los de toda la vida...

-Eso es gracias a la experiencia de Guillermo del Toro. No hay mucha gente que sepa ahora cómo hacerlo, y me atrevería a decir que no hay nadie en el mundo en la creación de monstruos como Guillermo. Creo que la mejor versión de estas historias combina lo que puedes usar para hacer una gran historia de terror.

-El matrimonio de la ciencia y lo sobrenatural no es algo nuevo para usted ¿Qué ha aplicado de su trayectoria en Perdidos para The Strain?

-Creo que en cualquier tipo de historias como ésta intentas acercarte a la realidad lo suficiente para que la audiencia esté deseando dejar atrás su incredulidad. En el caso de The Strain, había una gran parte en el primer libro sobre la biología del vampirismo muy interesante. Hay que ser lo más real posible para que los sobrenatural impacte.

-¿Hay muchas diferencias en el guión entre una serie en abierto y una serie de una canal de cable como esta?

-Trabajamos a gusto con la tolerancia de la cadena. Eso permite madurez en todos los aspectos. Obviamente hay ciertas limitaciones en cuanto a las palabras que se pueden decir y no hay desnudos explícitos, pero tenemos la habilidad de contar la historia que queremos contar y algunos de los temas de los vampiros son muy crudos y los podemos plasmar sin limitaciones.

-¿Qué misión tendrán los vampiros? ¿Son parásitos o simples supervivientes?

-Dependerá siempre de la perspectiva que queramos tomar...

-¿Cómo ficharon al actor Corey Stoll?

-Vi House of Cards y me enamoré de él como John Landgraf. Guillermo lo vio y creo que hubo consenso rápidamente. Tenía todas las cualidades que buscábamos para este personaje.

-Como pasó con los productores de Juego de Tronos, que con la Boda Roja dijeron que ya se sentían satisfechos aunque no siguiera la serie, ¿tienen un episodio para la segunda temporada que rompa la baraja?

-En realidad, no. Mi ambición es contar la historia literaria completa. Estaría triste si no llegáramos a las cinco temporadas de la serie. Eso es lo que quiero y a lo que me he comprometido en el proyecto. Negociamos tres temporadas, pero en realidad podemos hacer cinco temporadas en total.

-¿Cambiará el final del libro?

-El libro tiene un buen final. Pero probablemente será distinto en cuanto al desarrollo de la serie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios