La Generalitat valenciana rechaza el plan de viabilidad de RTVV propuesto por el comité de empresa

  • El Gobierno valenciano insiste en que "no hay margen para la negociación" y en que el cierre es inevitable.

Comentarios 3

El vicepresidente del Consell, José Císcar, ha comunicado al comité de empresa de Radiotelevisión Valenciana el rechazo del Ejecutivo autonómico a la propuesta presentada por los trabajadores para garantizar la viabilidad de la empresa pública e intentar evitar su cierre. En el documento remitido al comité con la argumentación formal del Gobierno valenciano, se anuncia que, "lamentablemente", se mantiene la decisión de "supresión del servicio público de RTVV". "En la actual situación económica, no hay tiempo material de renegociar un nuevo modelo organizativo ni su ejecución", sentencia el documento que ha sido enviado al comité tras la llamada realizada por Císcar al presidente de este órgano, Vicent Mifsud, para informarle de que, por parte del Consell, "no hay margen para la negociación", según fuentes sindicales.

En su respuesta, el Consell valora "el esfuerzo del comité" pero recuerda que este último intento "viene a demostrar que en agosto de 2012, cuando se produjo la negociación del ERE, tal vez no se visualizó suficientemente el verdadero problema: que es inviable una RTVV con casi 1.700 trabajadores, con una masa salarial de 72 millones de euros y casi 9 millones de euros de gasto anual, por ejemplo, en horas extra y disponibilidades". El Ejecutivo autonómico "aprecia", entre otras propuestas, la predisposición sindical a rebajar los sueldos de la plantilla, "rebaja que no aceptaron los representantes de los trabajadores el 17 de agosto de 2012, cuando había un ERE en periodo legal de negociación, y la dirección de RTVV propuso a la plantilla un sacrificio salarial de entre el 7 y el 15% para salvar 200 puestos de trabajo adicionales".

Sin embargo, el Consell señala que la oferta sindical "no responde a un modelo organizativo sobre el que se pueda trabajar o sobre el que se puedan realizar estimaciones razonables", pues resulta "indefinida e indeterminada en muchos aspectos". Como ejemplo, asegura que carece de una cuantificación exacta del número de trabajadores que no se reincorporarían, al trabajar solamente con hipótesis "de unas 300 personas". "Tampoco se sabe -añade el Consell- qué puestos y de qué categorías laborales serían afectados por el ERE y cuáles no, lo que podría generar una plantilla resultante que careciera de puestos imprescindibles para el correcto funcionamiento de la empresa".

El ERE que plantea el comité de empresa tendría un coste cercano a los 65 millones de euros "frente a los 23 millones que costó el ERE que se aprobó en 2012", asegura la Generalitat. En cuanto al cuadro comparativo con otras televisiones autonómicas que aportaba el comité, el Consell señala que "carece de sentido si se disgrega del escenario de infrafinanciación que sufre desde hace años la Comunidad Valenciana. No hay parangón posible con otras comunidades en las que cada habitante recibe de promedio una financiación muy superior". Por todo ello, el Gobierno valenciano mantiene su decisión de cerrar RTVV. El pleno de Les Corts votará este miércoles la proposición de ley del PP para extinguir, disolver y liquidar el ente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios