La Junta mete la tijera en las cuentas de Canal Sur

  • La subvención a la RTVA del año próximo será de 172,4 millones; 8,5 millones menos que la del presente año, mientras que la estimación publicitaria sería de 62,9 millones

Comentarios 16

Si ya en el presente año las productoras han tenido que reducir en un 10% el coste de sus encargos para Canal Sur, para el 2010 el panorama se presenta con mayor contención presupuestaria para todos los implicados. La Junta de Andalucía tiene previsto reducir en más de 8 millones la inyección económica a la RTVA, que de los 180,8 millones de este año pasará a 172.372.925 euros para el venidero 2010.La reducción es de casi un 5%(4,69%), siendo incluso menor que el montante de 2008, cuando se destinaron casi 177 millones.

El presupuesto total del ente audiovisual andaluz será de casi 239 millones para el año próximo, con un descenso similar al de la subvención, ya que para este ejercicio estaban estimados 247,3 millones en gastos, con una rebaja del 3,37%. Este descenso ya estaba asumido semanas atrás por el director general de la RTVA, Pablo Carrasco. La labor está encomendada a José María Guillén, jefe del área administrativa, uno de los dos fichajes de confianza en la cúpula de la reciente dirección general. Respecto a 2008 el presupuesto fue de 243 millones, que dejaron de cubrirse en 14,5 millones.

Con la crisis publicitaria galopando en este año hasta cerca del 30% en la reducción de ingresos respecto a 2008, el ajuste presupuestario en Canal Sur se vislumbra complicado tanto para 2009, con un déficit que podría ser de unos 20 millones al finalizar el año, como para el próximo ejercicio. Si los ingresos estimados de estos meses habían sido de 66,4 millones (63 millones en publicidad), para 2010 se bajan las pretensiones hasta los 62,9 millones. En el primer trimestre del año el déficit reconocido ha sido de 5,8 millones. Con la menor facturación en anuncios (trabajo que para la RTVAafronta una empresa privada que disfruta de la concesión, GDM, del Grupo Prisa), se impone la comercialización de contenidos y otras vías de financiación para sanear el presente presupuesto y el del año venidero. Una de las esperanzas del equipo de Carrasco es captar ingresos procedentes de la eliminación publicitaria en TVE a partir del año próximo. La cadena pública nacional libera unos 500 millones de euros, que en un 50% acabaría en las cadenas de la competencia (un 40% en las privadas), según estimaciones de agencias.

Durante el pasado año 2008, con la gestión del antecesor en la dirección general, Rafael Camacho, el déficit de ingresos de la cadena fue de 14,5 millones de euros, justificándose que se estaban sufriendo los primeros efectos de la crisis publicitaria (el descenso en los medios españoles en general fue del 14%). El desfase entre previsiones e ingresos publicitarios en 2007 ya había sido de 4,2 millones, entre los 67,4 millones presupuestados y los 63,2 millones que se ingresaron finalmente. Los números rojos han sido hasta ahora una constante en las mastodónticas cuentas de la casa.

La plantilla de la RTVA es el principal gasto que contempla la cadena pública andaluza. Los gastos de personal se elevarán a 96,3 millones en 2010, de los que 74 millones son para las nóminas. Tres años atrás el montante por personal tuvo un presupuesto inicial de 79,2 millones, que finalmente acabaron en 84,4 millones, un aumento 5,2 millones de euros, debido “a la actividad productiva”, con una alegre ampliación de puestos de trabajo que quedaría totalmente vedada ante la contención del próximo año.

Carrasco ya defendió hace unos meses que el coste público de la RTVA es el menor por número de habitantes frente a otras autonómicas. A través de la cifra que aporta la Junta, el gasto por habitante es de unos 22 euros por ciudadano, que se convertiría en un hipotético canon de 88 euros por hogar. La televisión vasca, ETB, es la que tiene mayor coste por habitante, 68 euros; seguida de la catalana TV-3, con 48,6 euros. Si se suma el coste de la subvención a TVE, el coste por andaluz se eleva a 58,4 euros, lo que sumado al gasto de las municipales elevaría el pago por familia a más de 220 euros, la cifra que le cuesta a cada hogar británico la prestigiosa BBC.

La recuperación publicitaria llegaría en 2011

La auditora Price Water House publicaba ayer un informe sobre la situación publicitaria de los medios españoles y apuntaba al año 2011, o principios de 2012, como el de la recuperación en los ingresos, con la renovación del panorama mediático. Internet, videojuegos y televisión de pago se presentan como las tres vertientes que crecerán con fuerza en estos años. En los próximos cinco años se prevé un movimiento de facturación publicitaria de 7.559 millones de euros. Una partida apetitosa que queda libre es la de la publicidad de TVE. Las cadenas privadas se repartirían un 40% de los 500 millones anuales, mientras que la prensa escrita e internet obtendrían entre un 20% ó un 25% (125-100 millones anuales repartidos entre todas las cabeceras), y manteniendo unas previsiones ya observadas desde meses atrás, habrá un 20% de ingresos publicitarios de TVE que quedará sin cubrir por nadie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios