TV-Comunicación

Llega el final de 'Nip/Tuck'

  • Canal Sur 2 emite todos los martes la última temporada de la polémica serie sobre cirugía plástica creada por Ryan Murphy, el director de 'Glee'

Comentarios 1

Canal Sur 2 emite este verano la última temporda de la polémica serie Nip/Tuck los martes a las 22:15. La serie que versa sobre cirugía plástica ha estado acompañada de quejas por partes de diversas asociaciones desde su estreno en 2003. La PTC (Consejo de padres sobre televisión) realizó varias campañas en contra de esta serie que también recibió comentarios negativos de profesionales de cirugía la considerar que se mostraba una visión irreal y negativa de profesión.

A pesar de estos palos, la serie se alzó con el Globo de Oro a la mejor serie dramática por su primera temporada y se ha mantenido en antena durante seis temporadas. Sin embargo durante sus últimas temporadas las audiencias bajaron y el presidente de la cadena FX, canal que emite esta producción en Estados Unidos, anunció en 2008 sus planes para cancelar la serie en 2011, aunque finalmente el final se adelantó a marzo de 2010 coincidiendo con el episodio número 100. Nip/Tuck tiene dos claros protagonistas, los dos cirujanos plásticos Christian Troy (Julian McMahon) y Sean McNamara (Dylan Walsh). Amigos desde la universidad y socios Christian y Sean tienen una relación tormentosa, sus personalidades opuestas y los continuos conflictos a los que se enfrentan ponen en peligro su amistad en numerosas ocasiones.

El resto del reparto lo completa la familia de Sean y las mujeres que forman parte de la vida del Dr. Troy que es un mujeriego empedernido.

Pero lo que destaca en esta serie, además de sus gráficas escenas de operaciones y las escenas sexuales, es la complejidad de los personajes. Poco a poco se va descubriendo que todos los personajes tienen secretos ocultos, y que los buenos no son tan buenos, ni los malos tan malos. Julian McMahon interpreta de forma sublime a Christian troy mostrando su carácter frívolo y además dejando ver su lado más humano. Por su parte Dylan Walsh pasa de interpretar al perfecto marido en Sean McNamara a mostrar su lado más oscuro.

Los tintes novelescos y el surrealismo que que transmiten sus guiones convierte a esta serie en una de las más provocativas de estos tiempos. Es cierto que tiene muchos detractores, especialmente porque esta producción es una de esas en la que la adoras o la odias. Es una serie extrema tal como lo son sus personajes. En esta última temporada se olvidan los psicópatas de anteriores temporadas y la serie vuelve a sus raíces.

Pacientes extraños pero sobre todo vuelve a los personajes. Cada uno encontrará su final feliz o no en el último episodio, y las relaciones familiares será una de las claves de este final en el que la pareja central de la serie la conformarán Christian y Sean. Ambos deberán analizar sus ideales y su lealtad para elegir un camino que los lleve a lo que siempre han deseado o al misma situación en la que se encuentran. Una decisión en la que dependerá el futuro de su amistad. Se despide así una de las series que más ha dado que hablar en los últimos años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios