Luján se convierte de nuevo en la celestina de Cuatro

  • Hoy se estrena un 'reality' en el que cinco chicos buscan novia bajo la atenta mirada de sus madres

Si difícil es encontrar el amor en la tele, más difícil debe ser lograrlo bajo la presión de las cámaras y con tu futura suegra mirándote de reojo.

Cuatro ha dado una vuelca de tuerca al reality de los granjeros y, tomándolo como base, ha diseñado un programa del mismo corte, aunque esta vez son las madres las que buscan novia para sus hijos. "Los perfiles de los candidatos son muy diferentes a los de los granjeros, aunque tienen lo más importante en común: son hombres dispuestos a encontrar el amor", explica Luján Argüelles, que de nuevo se pone al frente de un espacio en el que tendrá que ejercer de celestina.

La presentadora asegura que se ha visto sorprendida por los estrechos vínculos que mantienen las madres con sus hijos y remarca que esto dará lugar a situaciones sorprendentes. "Nunca imaginé que una madre pudiera llegar a sufrir tanto por una decisión que considera errónea en su hijo", dice.

En concreto, en el programa que se estrena hoy habrá chicos y suegras para todos los gustos. Así, los candidatos tienen edades comprendidas entre los 27 y los 45 años y sus profesiones y formas de vida también son de lo más variopintas, pasando desde el químico que investiga de día y se vuelve streapper por la noche (David) hasta el abogado hijo de diplomático y de formas exquisitas que lleva diez años divorciado (José Luis). En ¿Quién quiere casarse con mi hijo? también participan un informático de 27 años que nunca ha tenido experiencia en el plano amoroso (Daniel), un estudiante de periodismo que trabaja como modelo en sus ratos libres (Rubén) y un empresario gay que busca al hombre de sus sueños.

El docureality se estrena hoy a las 22.30 horas con la presentación de los cinco candidatos y la llegada de las diez chicas que aspiran a conquistar sus corazones. A medida que vayan transcurriendo las semanas, los hombres, bajo la atenta mirada y los consejos de sus progenitoras, tendrán que escoger a seis de estas diez 'pretendientas'. De éstas, y con el consenso de sus madres, escogerán a cuatro, con las que convivirán en casa de mamá. En función de esta relación, escogerán a dos, con las que pasarán un fin de semana en una ciudad europea, aunque tampoco entonces las chicas se podrán quitar de encima a sus futuras suegras.

"Estoy segura de que el programa no va a dejar indiferente a nadie. Esto va a ser como una caja sorpresa", sentencia Luján.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios