Ángel Martín

"Necesitamos divertinos para poder divertir a los demás"

  • El actor catalán llega a Málaga con su musical junto a Ricardo Castella y acaba de estrenar una web de humor.

Comentarios 6

Que conste, desde este jueves y hasta el domingo en el Teatro Alameda de Málaga actúa Ángel Martín con su peculiar montaje musical, Nunca es tarde, junto a su amigo Ricardo Castella. Durante cinco año vivió por y para Sé lo que hicisteis en la sobremesa de La Sexta. Ahora, simplemente, lo que quiere es hacer reír a gusto y a su aire. Por eso también acaba de estrenar una web de vídeos, solocomedia.com.

-Usted un día decidió decir adiós al programa que le dio tanto, y me imagino que como poco le quitó años de vida, Sé lo que hicisteis. Para usted eso fue...

-...Una liberación. Necesitaba un cambio. Los cómicos necesitamos divertirnos para poder divertir a los demás y eso no estaba pasando cuando dejé Sé lo que hicisteis. Después de cinco años podía ser algo normal. A los presentadores les gusta presentar y los cómicos, como yo, necesitamos divertir a la gente. Después de cinco años tirando tartazos tal vez terminas cansándote. Tenía la necesidad de hacer otras cosas.

-Aunque hacía otros proyectos, la televisión le tenía prácticamente abducido ¿era así?

-El teatro también te obliga a dedicarle mucho, mucho tiempo. Nunca es tarde es diferente a un monólogo donde fijas el texto y ya está. Esta obra al ser un musical estamos continuamente mejorando, reescribiendo, readaptando. Cualquier proyecto personal debe ser así...

-¿Cada día cambian la obra?

-Cada día cambia porque lo hacemos mejor. Nunca es tarde tiene una parte fija, pero en lo musical intentamos añadir siempre cosas nuevas. Quien vio la primera función en Mallorca en junio y ahora nos volviera a ver se daría cuenta de que todo esto ha crecido, a nivel de texto y a nivel musical. Las canciones van cambiando. Cuantas más funciones te sientes más libre. Es cuestión de jugar con lo que tienes.

-¿Qué hacen? ¿parodias de las canciones de otros?...

-No, no. Son canciones en exclusiva para este montaje. Ricardo y yo nos metimos en un sótano a crear cosas. Las canciones permiten darle continuidad a la historia, como los diálogos cantados. Nunca es tarde es un musical de pequeño formato. Es como Los miserables pero aquí todo cabe en un coche. Como Tres solteros y un biberón, aquí es Tres personas y un material.

-Buen mensaje para la crisis. Hágase un musical usted mismo...

-Puede ser un buen mensaje para la crisis, pero a la novia no le puede molar tanto trabajo y tantos días fuera. En un folleto no es recomendable explicar las cosas así.

-En la obra parodian el mundo de la televisión con espíritu titiritero. Le debe de encantar a Jiménez Losantos.

-Sí, tenemos espíritu titiritero. La gente tiene que venir dispuesta a imaginar. Necesitamos que la gente imagine lo que está pasando. En la obra vamos a enseñarle un capítulo de una serie... ¿y qué es lo que pasa? Ah, desvelarlo sería una falta de respeto a los que han pagado la entrada…

-La televisión siempre es muy 'cachondeable', si me permite usted la expresión.

-No hace falta saber cómo funciona la tele para entender esta obra. Hemos mandado todo a la mierda para cumplir este sueño. Eso es casi ciencia ficción.

-¿Cómo es Ricardo Castella, que también participó con usted en Sé lo que hicisteis?

-De Ricardo Castella sólo puedo decir cosas malas. Me llevaría horas y no diría nada bueno de él. Si hago con él esta obra confesaré que es porque fue el único que me cogió el teléfono...

-Castiella tiene el récord nacional de programas de televisión cancelados. Creo que sólo le puede igualar otro buen amigo suyo, Dani Mateo.

-Creo que es así. Dani Mateo está aguantado todavía en El intermedio y eso me extraña. Dani es un as, es buenísimo, porque todo lo que toca lo hunde. De Ricardo Castiella os puedo contar que hace unos días pinchamos en Cuenca. Revisó poco antes los neumáticos del coche y sólo eso bastó para que pincháramos unos minutos después.

-Se lo preguntan todos ¿Por qué no vuelve a la televisión antes de que le olvidemos para siempre?

-Todo el mundo sabe que la televisión es el mejor medio. Con tantos programas de humor, tantas toneladas de buen humor... que ahora no se me ocurre ningún programa a de humor. Están El intermedio o Salvados, pero programas de humor puro ya no hay. Te tienes que ir a las series. Es un problema encontrar así tu sitio. José Mota, en TVE, lo ha conseguido, pero hay muy pocas posibilidades de hacer humor en televisión.

-Por eso su creatividad la dirige hacia internet. ¿Es demasiado cruel la televisión para quienes trabajan en este medio?

-En la televisión van un poco a lo que ha funcionado siempre. Te hartas de trabajar pero siempre deciden unos señores que están en unos despachos. Es así. Es un medio que tiene sus reglas, pero no creo que precisamente sea cruel...

-Usted y Dani Mateo pusieron en valor, como dicen los políticos, a Paquirrín. Hasta Desmontando a Paquirrín sólo era el hijo de la Pantoja y descubrieron a un tipo con posibilidades, con retranca...

-Hasta entonces era un total desconocido, pasaba invisible. Ahora es un poco más conocido, está viviendo su momentico... Tiene un sentido del humor salvaje, ha vivido mucho, más que cualquiera de nosotros. Pero hasta que llegue Hollywood yo no voy a ser feliz. Lo llamo todos los días y le pregunto ¿qué, cuándo te vas a Hollywood?

-¿Cuáles son sus próximos proyectos?

-Mi principal proyecto ahora mismo es llenar estos días el Teatro Alameda. No puedo acostarme hasta saber que vamos llenar de verdad del 12 al 15.

-Le pone empeño...

-Lo que no soporto son a esas personas que te llegan después de la última función, te pillan en un bar y te preguntan "¿cuándo vas a representar tu obra aquí?". Yo quiero que se enteren. Y que se quede gente en la p. calle. Aporreando la puerta del teatro.

-Tras la compra de La Sexta por Antena 3 ¿cómo anda usted de fusiones?

-Mi única fusión por ahora es con Ricardo Castella y eso en verdad es desagradable.

-¿Y qué opina de la fusión de su antigua casa?

-Estoy superdespistado de lo que pasa en la tele. Cuando dejas de estar allí, al final, desde la distancia, ves que todas esas cosas no parecen tan importantes.

-Yo también se lo preguntaré... ¿Trabajaría en Telecinco?

-Depende… Es una cadena donde tiene poca cabida el humor. Todo sabemos que lo que pasa en la tele es mentira. Todo se reduce a unos señores en unos despachos...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios