Los Ondas históricos son para 'Un, dos, tres' y Gabilondo

  • El hijo de Ibáñez Serrador recoge el galardón junto al comunicador vasco. La gala de Radio Barcelona reclama la calidad en el periodismo.

Comentarios 6

Otra noche barcelonesa que festeja la radio y la televisión. Y los recuerdos, como el Un, dos, tres, premio histórico, elegido por el público, desvelado este miércoles junto a Iñaki Gabilondo, en presencia de Luis del Olmo. Una noche para el buen periodismo, el término pronunciado por todos los galardonados, en defensa por la calidad y lamentando el cierre de medios, que se agrava a estas alturas. Julia Otero, que subía a por un nuevo caballo alado, lamentaba que los periodistas por edad fueran enviados a la cuneta. Fue el día para la reclamación de los veteranos, incluida la distinción a una señorial María Dolores Pradera, cuya voz envolvió otra vez al teatro, y para el recuerdo emocionado a figuras como Constantino Romero. El Liceo de Barcelona acogía una radiante gala de los Ondas, los premios de Radio Barcelona, Prisa Radio, que celebraba su 60º aniversario, con la conducción de Ángels Barceló, Manu Carreño, el humor de Jose Corbacho y la actuación estelar de Gloria Estefan.

La presentadora de Deportes de TVE María Escario, una de las jóvenes veteranas galardonadas, insistía ayer en que "el periodismo es un oficio muy vocacional y algunos empresarios aprovechan para bajar el listón salarial", lamentaba. La presentadora, que superó un ictus recientemente, dedicó el premio a "un ángel que tiene a su lado", "a Concha García Campoy", dijo entre lágrimas. Otro comunicador surgido de RTVE, Pedro Piqueras, también recogía anoche su premio, por la dirección de informativos en Telecinco y dedicaba la estatuilla a su equipo, "por los días más felices de mi profesión". En el Ondas televisivo al mejor presentador Piqueras lo compartía con Wyoming, corrosivo conductor de El intermedio en La Sexta, que no asistió y envió una intervención grabada escueta. Mandó a Dani Mateo, que también subía anoche por su programa en Los 40 Principales, Yu. Redactores de la Cadena Ser en Galicia recibían el premio a la cobertura informativa por lo sucedido en el accidente de Santiago, reconocimiento con emoción en la noche.

Y por tercera vez subía al escenario del Liceo Jordi Évole para recoger un premio por Salvados. La entrega galardonada era por la del accidente del Metro de Valencia y el periodista estuvo acompañado por familiares de las víctimas. Évole le dedicó el premio a sus acompañantes y a Marc Marginedas, periodista de El Periódico secuestrado en Siria, y tildó de "caricatura grotesca" toda la situación de la RTVV.

El escritor catalán Albert Espinosa recibía con la ilusión de un niño el premio a la mejor serie por Polseres vermelles, Pulseras rojas, cuando comienza a trabajarse en la versión norteamericana. Espinosa también ha arrancado el trabajo de una serie para Antena 3, Lucas, sobre los enfermos mentales. Los productores de Masterchef, por su parte, agradecieron la confianza de TVE tras el titubeante inicio y para el cocinero Pepe Rodríguez esto lo considera como una "estrella Michelin". Pepe Viuyela, premiado por Aída, dedicaba el premio a sus compañeros, ahora que termina de grabarse la serie y en especial sus palabras se dirigían a Carla Revuelta, creativa de esta ficción fallecida en el accidente de Santiago.

El hijo de Chicho Ibáñez Serrador, Alejandro Ibáñez, recogía en nombre de su padre el premio, entre calurosos aplausos que culminaban la gala con la sincera intervención de Gabilondo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios