Penny, Penny, Penny...

  • Kaley Cuoco, la actriz de moda, la vecina de enfrente ideal, pide medio millón de dólares por episodio.

Es la vecina de enfrente. Informal y sexy. Rubia a mucha honra, con todas las consecuencias. Cariñosa y amiguita. Camarera y actriz frustrada. Penny es Kaley Cuoco y ambas rompen los corazones de millones de adolescentes (y no tan adolescentes) de medio mundo. Este sábado cumple 28 años y desde hace 22 está delante de las cámaras, cuando comenzó a hacer publicidad. Ahora le sobran ofertas para ilustrar portadas. Fue la hija ideal en la ficción de John Ritter, en la tierna comedia No con mis hijas en cuyo plató murió el propio Ritter, y ahora se ha subido a la parra, junto a sus compañeros de apartamento de ficción, para llevarse medio millón de dólares por episodio.

Big Bang siempre está en el botiquín de primeros auxilios de las tardes televisivas aburridas. Cuando el mando se desorienta en la sobremesa, siempre están ahí Sheldon, Leonard y esta Penny atacada por el persistente toc-toc-toc de su repelente amigo texano. La comedia de la cadena norteamericana CBS llegó a Neox un año después de su estreno, en 2008, y le costó un par de años para alcanzar la notoriedad. Un lustro después, a fuerza de repetir los episodios, Penny es ya de la familia, como Sheldon. Aún tiene que estrenarse en abierto la séptima temporada, que puede verse los viernes por la tarde en el canal de pago TNT. No se pierdan las apariciones del Doctor Protón, del veterano Bob Newhart, que al cabo de los años se ha llevado su ansiado Emmy precisamente por el papel del malencarado científico anciano, ex estrella de la televisión infantil, que interpreta. Hombre, y él también está enamorado de Penny.

Porque el encanto de la rubia es su contrapunto entre tanto pedante y sabelotodo. Penny no necesita fingir entre los tecnicismos que han convertido en fans de la serie a los investigadores de todo el planeta. Y es normal que se confunda el personaje con la actriz, que es además maestra de ceremonias ideal de la muerte.

La californiana Kaley es la intérprete de comedia de moda y un icono hipster entre las jóvenes estadounidenses. De corazón inquieto, acaba de comprometerse con el tenista Ryan Sweeting. La actriz ya le daba bien a la raqueta desde que era una niña. En el show de Elle DeGeneres, algo así como si Cayetana Guillén Cuervo presentara Sálvame, le escenficaron su boda ante las cámaras y el acontecimiento reventó las redes sociales y llenó las revistas. Atrás queda el romance que en la vida real Cuoco tuvo con Johnny Galecki, su también novio en la ficción, Leonard Hosftader, paciente pareja de Sheldon. Entre ambos y Jim Parsons, que colecciona Emmys, han trenzado ahora un triángulo de intereses para pedir un aumento de sueldo evidente. De esa manera, además, se desmarcan de un reparto demasiado concurrido en las últimas temporadas de Big Bang, como se han quejado muchos fans. Howard-Simon Helberg ha quedado algo desdibujado de aquellas tramas iniciales mientras, pese a su matrimonio con Bernadette, crece la sombra de su romance platónico homosexual con su inseparable Rajesh.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios