TV-Comunicación

'Rivales', la lucha entre Adidas y Puma en DMax

  • La miniserie alemana que se estrena esta noche desgrana la competencia de los hermanos Dassler

Christian Friedel y Hanno Koffer, protagonistas de 'Rivales'. Christian Friedel y Hanno Koffer, protagonistas de 'Rivales'.

Christian Friedel y Hanno Koffer, protagonistas de 'Rivales'. / dmax

Adidas y Puma, dos de las marcas de equipación deportiva más conocidas del planeta, son el fruto de una rivalidad fraterna entre dos hermanos de una misma familia, la alemana Dassler, que dividieron el negocio familiar para iniciar dos compañías que aún hoy perviven equipando a los astros del deporte. La historia de Rudolf Rudi Dassler y Adolf Adi Dassler, nacidos en 1898 y 1900, respectivamente, en la localidad bávara de Herzogenaurach, es el germen del nacimiento de Puma y Adidas, una apasionante historia que ha sido retratada por la serie alemana Rivales, que estrena esta noche, 22:30, en España el canal DMax.

En la miniserie se refleja cómo los dos hermanos, tercer y cuarto hijos de Christoph y Pauline Dassler, trabajaron en el negocio de zapatería familiar, especializado en zapatillas y pantuflas, tras la Primera Guerra Mundial, y desarrollaron los primeros zapatos deportivos, por iniciativa de Adolf. Corría el final de la década de los años 20 del siglo XX cuando el equipo alemán de atletismo conoció la calidad de las zapatillas de los hermanos Dassler y en los Juegos de Amsterdam 1928 varios atletas del país compitieron con su calzado. Dos Juegos después, en los de Berlín 1936, la fábrica de los Dassler calzó al atleta estadounidense Jesse Owens, quien ganó cuatro medallas de oro en 100 y 200 metros, el relevo 4x100 y en salto de longitud.

La compañía originaria comenzó a equipar al conjunto alemán en los Juegos de 1928

Con la Segunda Guerra Mundial, la fábrica de zapatillas pasó a producir lanzamisilies y repuestos militares. Tras la contienda, vuelven a recibir el permiso para producir calzado, pero varias disputas acaban por forzar la separación de los dos hermanos. En 1948 se produce la escisión de la familia en dos empresas: Adi Dassler continúa en la fábrica tradicional y un año después registra la marca Adidas y las tres rayas de su logotipo comercial. Por su parte, su hermano Rudi se traslada al otro lado del río Aurach, donde funda la fábrica de zapatos Puma Rudolf Dassler. Según se cuenta, la mitad de los trabajadores, los pertenecientes al departamento comercial, se fueron con Rudolf a Puma, mientras que la otra mitad, los diseñadores, se quedaron en la fábrica de su hermano y formaron parte de Adidas. Comenzó a partir de entonces una dura batalla comercial con escaramuzas a favor de Adidas, que consigue equipar a Alemania en el Mundial de fútbol de Suiza 1954 con las primeras botas con tacos ajustables, a varios atletas olímpicos en Melbourne 1956 y México 1968. Al otro lado del río, Puma vivió varias decepciones hasta que captó en los 60 al mejor futbolista del planeta, el brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé. Para el Mundial de México 1970 hubo un pacto entre Adidas y Puma para no pujar por él para no desatar una guerra comercial. La anécdota es que el hijo de Rudolf Dassler, Armin, rompió el acuerdo para negociar con el jugador y le impuso una condición: que llevara los cordones sueltos al inicio del partido para pedirle al árbitro que retrasara el inicio mientras se las ataba. En ese momento, todas las cámaras apuntaban a su zapatilla, un golpe de efecto comercial tremendo para Puma.

En los años 70, la vida de los dos hermanos que dieron luz a Puma y Adidas tocó a su fin: Rudi Dassler murió en 1974, y su hermano se negó a acudir a su funeral, mientras que Adi Dassler falleció cuatro años más tarde, y fue enterrado en el mismo cementerio, pero en el extremo opuesto. La historia de los hermanos Dassler que se podrá ver en Dmax en dos entregas, fue filmada en 2016 por los directores Cyrill Boss y Philipp Stennert, y cuenta con Christian Friedel y Hanno Koffer como protagonistas. "La historia de Adidas y Puma es, en cierto sentido, la historia del capitalismo tal y como lo conocemos hoy en día. Pero cuando profundizamos en el tema, lo que realmente nos atrapó fue el fuerte tema emocional: el conflicto entre el éxito personal y la cohesión familiar", detallan los cineastas de esta producción germana. Adidas y Puma dejaron en ambos casos de ser negocios familiares. La casa de las tres rayas compró a su competidor estadounidense Reebok y la marca del felino pasó a ser propiedad del grupo francés Kering.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios