Servicio público con público

  • Manuel Torreiglesias y 'Saber y ganar' se convierten en el modelo de programas que dan prestigio e ingresos a la televisión pública, cuestionada por sus contenidos

Más de 350.000 espectadores, un 15 por ciento de la cuota matinal, siguen cada día de media a Manuel Torreiglesas y a sus especialistas médicos en Saber vivir. Una cifra notable y más aún para la cadena pública nacional que reivindica su lugar de liderazgo, posición para la que fue perdiendo su identidad para entregarse a la búsqueda del 'todo por la audiencia'. Las cadenas privadas, englobadas en el organismo Uteca, volvieron a reprochar recientemente que las cadenas públicas sigan nutriéndose a través de la publicidad, con la consiguiente competencia desleal, y que a su vez no cumplan su función de servicio público, entregándose a contenidos similares a los que ofrecen los canales comerciales.

El deseo sería conjugar contenidos de calidad, del agrado del gran público, y que justifiquen la misión de servicio. Más allá de los informativos, columna vertebral de cualquier cadena generalista, los contenidos divulgativos, formativos, se vislumbran con limitaciones para enganchar al espectador español. De ahí que se eleve a proeza lo conseguido hace un mes por Ponte a punto, una revisión nocturna del exitosoSalud al día de Canal Sur, que superó los 700.000 espectadores en la competida franja de prime time y se aproximó al 20 por ciento de cuota. Un "milagro" para el servicio público de la cadena pública. "Servicio público con público", lo que justifica de verdad la existencia de TVE, Canal Sur o cualquier emisora municipal, se presenta como una asignatura pendiente para los directivos de esos canales. En Canal Sur ese empeño lo logran el mencionado Salud al díay su formato de innovaciones, Tecnópolis,ambos dirigidos y presentados por Roberto Sánchez, que superan la media de la cadena, más del 17 por ciento; al igual que sucede con los documentales de Antonio Ramos, Andalucía es su nombre y el actual Andaluzas; o el veterano Tierra y Marde Ezequiel Martínez. Es curiosa la repercusión de Parlamento Andaluz, con unos 160.000 espectadores y un notable 14 de cuota, que dista mucho de los registros del Parlamento nacional de La 2, que apenas supera 20.000 seguidores (2 de cuota), pese a que se emiten prácticamente a la misma hora, los sábados.

En La 1 se ha borrado la presencia de espacios divulgativos más allá del de Torreiglesias y los contenidos de vocación minoritaria se centran en La 2 pero a horas intempestivas. Dentro de la vocación de "servicio público" podría incluirse casi de refilón al concursoSaber y ganar, lo más visto de la cadena, con 1,2 millones de media y un 9,7 de cuota, que duplica con creces el share de La 2. Los Grandes documentales, un clásico de esa parrilla, siguen con la fidelidad de unos 800.000 espectadores y más de un 7 de cuota. Lo demás, prácticamente se ha desterrado a las mañanas como La aventura del saber (80.000, 3,5) o a las madrugadas, como le sucede a La mandrágora.

Canal Sur 2, con mejor cuota que la segunda nacional, tiene sus mejores exponentes en la programación infantil y juvenil. Sus espacios divulgativos, matinales y nocturnos, tienen un comportamiento irregular de audiencia, pero destacan por ejemplo los datos de Tesis,más de un 3 de cuota. Parece que el "servicio público" necesita mejores horarios para encontrarse con el público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios