25 años de 'Masterchef'

  • El concurso de cocina, formato de moda, nació en la BBC el 2 de julio de 1990.

Pese a ser un programa actual en TVE y ser uno de los espacios de moda en todo el mundo, Masterchef cumple un cuarto siglo. 25 años en los que poco queda del formato británico original, salvo el afán de los aficionados a la cocina por ocupar ante las cámaras un espacio tradicionalmente reservado a los profesionales de los fogones. Aspirantes a chef llevados al límite, jurados que oscilan entre el juez implacable y el cómplice, pruebas de presión o retos en los que cocinar para cientos de personas o comensales vip, y todo ello bajo la fiscalizadora mirada del reloj, pero también donde, normalmente, reina el buen ambiente.

Ese es el estilo del Masterchef que este martes cerró a su tercera edición en España, con casi 3,8 millones de espectadores ante La 1. Una de las cualidades de Masterchef es su capacidad de seducir a la audiencia con una fórmula que se puede ver en más de 40 países, desde Argentina a Bangladés, de China a Perú, o de Estados Unidos a Marruecos.

Todos ellos versiones de una misma franquicia que tiene su origen hace un cuarto de siglo, cuando el 2 de julio de 1990 la británica BBC lo puso en antena. Los programas de cocina son un clásico en la televisión británica, aquellos en los que un chef, con mayores o menores capacidades didácticas, guía a la audiencia para resolverle la comida del día, una fórmula que ha ido abriendo sus fronteras más allá de las amas de casa a las que, en un principio, estaban dirigidos.

Sin embargo, con Masterchef cambiaron las tornas: el aficionado con ciertas dotes culinarias detrás de las cocinas, mientas que el chef es el nuevo espectador, pero con ese poder que muchos televidentes quisieran tener, el de sacar del programa a quien no da la talla. El padre de esta idea "revolucionaria" fue un hombre polifacético, el director de cine, empresario, guionista y productor televisivo Franc Rodamm, uno de cuyos trabajos más reconocidos fue la película Quadrophenia (1979), quien con su nuevo programa quería "democratizar la comida".

A comienzos de la década de los noventa Masterchef poco se parecía al macroconcurso actual. Su logo entonces era una medalla con un gorro de cocinero. Comenzó a presentar el estadounidense Loyd Grossman, con la ayuda de un cocinero profesional y un famoso, que actuaban de jurado e iban cambiando cada semana. En 2005 tomaba su aspecto actual que ha dado la vuelta al mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios