No me busques que me encuentras

  • El canal norteamericano Fox acaba de estrena 'The Finder', un falso 'spin off' de 'Bones'

No sé en qué fase de la producción de una serie se les ocurrirá el título de la serie o si se trata de una labor de marketing más que de guión. Tenemos títulos de todo tipo, algunos hacen referencia al protagonista como Ally McBeal, otros al contenido de la serie como Perdidos y otros son más ingeniosos, como A dos metros bajo tierra.

Pero los que más me gustan son los que pueden ser usados en contra de la serie, como Odio a mi hija adolescente que provocó un aluvión de críticas con titulares como "Yo odio, odio a mi hija adolescente". Esto es un poco lo que le ha pasado a The Finder (algo así como El Encuentra-cosas o personas). La nueva serie de Fox en Estados Unidos tenía cierto potencial porque es creación de Hart Hanson artífice de Bones y también basada en una serie de novelas. Pero The Finder busca y busca y no acaba de encontrar el interés de los espectadores.

Se supone que es un spin off de Bones, pero lo cierto es que una mentira como una casa de grande. Es una serie nueva que nada tiene que ver con las aventuras de Booth y Brennan, pero con eso de venderla un poco más, los guionistas colaron a los personajes en uno de los episodios de y se sacaron que Booth y Walter (el protagonista de la serie) se conocían del pasado. Eso no es un spin off, más bien es una promoción de la cadena un poco más currada de lo normal.

Pero salvando estos problemas previos podríamos disfrutar de una nueva historia y de nuevos personajes. Walter (George Stults) es otro genio, pero esta vez no se trata de un doctor con mala leche ni un experto entomólogo que resuelve crímenes. Su don es el de encontrar a gente o cosas.

Ya la historia en sí echa para atrás porque es difícil creer que exista alguien así y que la gente acuda a él. Un antiguo marine dedicado a la búsqueda de la guitarra de un músico es poco interesante. Por eso las tramas están destinadas a la búsqueda de personas, como en el primer episodio, pero son pero entre que se trata de una historia que perfectamente podríamos haber encontrado en otras producciones, como por ejemplo Sin rastro, la poca química entre los personajes y el poco interés que provocan, no se le depara un gran futuro. Entendemos así ese empeño en presentarnos a estos chicos a través de Bones. Sin esa razón pocos hubiésemos buscado a The finder.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios