El caso Wanninkhof, según TVE

  • La 1 emite esta noche a las diez el primer capítulo de la miniserie que recrea el proceso judicial y el linchamiento de Dolores Vázquez - Luisa Martín, Juanjo Puigcorbé y Frank Feys encabezan el reparto

Comentarios 1

En Televisión Española quieren lavar el nombre de Dolores Vázquez,  declarada culpable del asesinato de Rocío  Wanninkhof,  y posteriormente excarcelada tras probarse su inocencia. Y quieren hacerlo con una miniserie de dos capítulos. Una labor que tiene convencidos al director de los canales públicos, Javier Pons; a los creadores del trabajo,  Pedro Costa y Fernando Cámara; y a muchos de los actores que encabezan el reparto: Luisa Martín, Juanjo Puigcorbé y Frank Feys.

Esta noche comienza el primer episodio. A las diez. En él se ve cómo Rocío, de 18 años, se despide de su novio tras pasar la tarde juntos y vuelven a quedar para ir a la Feria de Fuengirola, por la noche. Pero nadie vuelve a ver a Rocío después de aquel 9 de octubre de 1999. Veinticuatro días después, unos trabajadores que limpian un descampado encuentran un cadáver en muy mal estado. Es Rocío. La guardia civil investiga  el caso, todo apunta a que el asesino es alguien cercano a la víctima, hasta que se centran en la antigua compañera sentimental de la madre de Rocío, que convivió diez años con ella y sus tres hijos. Esa es Dolores Vázquez. La guardia civil y toda la sociedad se acaba convenciendo de su culpabilidad.

Luisa Martín se ha metido en la piel de Dolores, que aquí tiene otro nombre. Juanjo Puigcorbé, en el de su abogado. Y el actor británico Frank  Feys da vida al verdadero asesino de Rocío, Tony King, también con otra identidad.

“Es un producto sólido y muy valiente” basado en “el  juicio paralelo que realizamos la sociedad culpando a una persona  inocente” dice el director de TVE, Javier Pons, que considera que “parece que para muchos hay más maldad en una lesbiana que en otras personas”. “No es una historia de amarillismo. Detrás del crimen está la  historia del país” señala Pedro Cortés, productor y director de El caso Wanninkhof, que critica el nuevo sistema judicial por el que  se condenó a Dolores Vázquez y que supuso un “caso flagrante” que  puso en duda al jurado popular.

“La justicia se dio  cuenta de que la labor del jurado fue muy mala” concluye,  refiriéndose a que la homosexualidad de la acusada fue determinante  en el proceso. En este sentido, Fernando Cámara, que codirige la  miniserie, señala que la producción no va en contra del sistema  judicial, “va contra la facilidad con la que nos  creemos lo que nos cuentan”. Dolores Vázquez no ha querido participar en el proyecto. Pedro Cortés  explica que “no ha querido saber nada de la película. Es absolutamente contraria a que se contara la historia en  televisión”. En cuanto al papel que juega la madre de Rocío, Alicia Hornos,  en la serie, el director afirmó que “ella no aceptará nunca que  Dolores es inocente porque Dios le dijo que era ella”, sin embargo,  “no vamos a hacer un juicio paralelo” en la ficción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios