"El contenido de la entrevista a Isabel Pantoja es muy jugoso"

  • El matinal de Antena 3 viene liderando su franja en estos días tras cinco temporadas luciendo 'músculo informativo'

Comentarios 3

Su Espejo público se ha convertido en el programa más visto de la mañanas a nivel nacional tras cinco temporadas. Ya queda lejos aquella propuesta de dejar los informativos de sobremesa. Con alma de periodista de a pie, de "reportera tribulete", de redactora que sigue trabajando como si fuera su primer día, Susanna Griso (Barcelona, 1969) disfruta de las mañanas aunque tenga que madrugar. El pasado jueves, cuando estaba despidiendo el programa, se topó con la sorpresa de una llamada de Isabel Pantoja.

-Y surge así una visita a última hora...

-Estaba hablando de la búsqueda en la playa de Orzán. Creía que era una llamada de una redactora y me quedé de piedra al escuchar a Isabel Pantoja. Habíamos hablado antes de ella sobre la Operación Malaya y quería rectificar. Faltaba un minuto para cerrar el programa, no había tiempo. Propuse grabar la conversación telefónica, con los colaboradores, con el público, para reproducirla al día siguiente. Isabel aceptó, no rehuyó el diálogo y habló de la Operación Malaya con detalle. Fueron 50 minutos en los que charló de muchas cosas y de asuntos que hasta ahora nunca le había escuchado.

-¿Por qué no han reproducido esa entrevista?

-El viernes teníamos el material preparado cuando nos llegó un burofax con la petición de Isabel para que no se emitiera. Ha dicho que no era consciente de que estaba siendo grabada, cuando en esa conversación participaron varios colaboradores y el público aplaudió en varios momentos...

-¿Es emitible pese a la petición de la entrevistada, que tiene un contrato de exclusividad con T-5?

-Esa entrevista sería emitible y podemos ofrecerla cuando creamos oportuno. El contenido es muy jugoso. Es el 'entrevistón' del millón y medio de euros. Iremos de la mano de la cadena para emitirla en su momento.

-Han confiado e insistido para auparse en las mañanas ¿Cuál sería la fórmula?

-Para hacer análisis creo hay que estar apartado para verlo todo bien. Siempre he creído que con un equipo cohesionado se logran los éxitos. El músculo informativo que tenemos siempre en Espejo siempre ha funcionado y tiene su recompensa. Con una competencia tan dura y tan buena hay que hacer como Guardiola, nunca confiarse.

-Y usted sigue escribiendo sus entradillas, cocinando todo de lo que se va a hablar...

-Como he hecho siempre, trabajar. La única manera de estar segura ante las cámaras es haberlo preparado todo. Estaba leyendo la documentación para hablar con el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y he aprovechado twitter para conocer la impresión de los opositores, por ejemplo.

-¿Lo que más le gusta es la política y la economía?

-Lo llevo en la cabeza. También me gusta el deporte y lo social. Con el equipo que tengo, con copresentadores que se encargan de sus parcelas, puedo situarme en el lado del espectador. Antes yo daba paso a todo y ahora son mis compañeros quienes plantean muchos temas. Se reparte así mejor el juego.

-¿Al cabo de cinco temporadas ya se siente más suelta en los temas del corazón?

-Era sobre lo que tenía más reservas. Al principio lo trataba light, tenía de contertulios a Javier Nart o a Álvaro Pombo. Ahora hasta los temas de corazón están vinculados a la crónica judicial. Con Ruiz Mateos, Urdangarín o Arantxa Sánchez Vicario ahora nos dedicamos a entrevistar abogados...

-¿Para tener un buen ambiente en el trabajo también hay que llevar una vida tranquila?

-Yo soy libra y siempre estoy en busca del constante equilibrio, el punto justo. Soy muy absorbente y mi hijo de 8 años me riñe por llevar el trabajo a casa porque me pongo a hablar de la actualidad. A él y a mi marido les hago pequeños informativos en cada comida. He intentado siempre ser positiva. Que haya buen ambiente de trabajo no garantiza el éxito, pero el mal ambiente es garantía de fracaso. El buen rollo es contagioso.

-¿Tuvo suerte con este cambio a las mañanas?

-En una entrevista con Eduard Punset me decía que hemos minusvalorado la intuición. Me puedo llevar horas para decidir cualquier cosa, pero en las grandes decisiones, como pasar a Antena 3 o dedicarme a Espejo público, no dudé.

-¿Que opinión le merece la 'amonestación' a la cámara oculta?

-Creo que ha habido abuso, pero en ocasiones es la única manera de denunciar y demostrar algunos comportamientos. Es un instrumento útil para el periodismo de investigación. Ya veremos qué pasa.

-¿Qué tal sus fichajes veraniegos, Roberto Leal y Romina Belluscio?

-Dos fichajes acertados. Roberto es muy bueno y es un castigo divino tener al lado a Romina para que te comparen con ella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios