"Aunque duremos 10 años, no entrevistaremos a la Esteban"

  • BNF se mantiene fiel a un tipo de televisión en el que no se casa con nadie.

Comentarios 23

Hay muchos que les achacan vivir anclados en un formato que vivió su momento de gloria a finales de los 90. Pero Buenafuente y Berto son lo que son, y piensan como piensan, delante y detrás de las cámaras. Han creado un estilo nuevo de hacer humor en la televisión, de esto no cabe duda. Y se mantienen fieles al mismo. Pero, desde que Buenafuente dio sus primeros pasos en TV3 con La cosa nostra ha llovido mucho. Se les podría preguntar muchas cosas, porque son dos auténticos maestros del humor y de la tele; pero resulta más interesante, a la sazón de que llevan más de 600 programas juntos, que ellos mismos se entrevisten. Nosotros ponemos la grabadora... y el oído...

-Berto Romero (B.R.): ¿Qué sensación te queda después de más de 900 programas?, ¿es inevitable que yo me vuelva como tú dentro de unos años?

-Andreu Buenafuente (BNF): ¡Ya quisieras! Yo ahora tengo 47 años, y empecé en la tele con 30. Las cosas han cambiado mucho: el mundo está más globalizado, todo es más inmediato. Es curioso pero últimamente todo me está recordando mucho a mi primera etapa en la radio, en la que estuve hace 20 años y durante mucho tiempo también. Me queda la sensación de que hemos inventado algo que no existía, no como programa sino como una cita a medianoche con el espectador. Porque esto es algo más que un programa, y lo digo sin pretensiones.

-BNF: ¿Y tú, Bertito? Ya llevas con nosotros desde el programa número 304 también y has tocado todos los palos. No te quejarás de que te estemos explotando, ¿no?

-B.R: ¡Qué va! Debo ser el único colaborador que ha representado todos los papeles de la obra: empecé sólo mirando, luego me arranqué a decir algo, seguí colaborando, luego presenté yo solo, creé un programa propio, vivimos el fracaso de mi programa, y ahora copresento... no me puedo quejar. Lo bueno de Buenafuente es que hay un equipo estupendo. Es trabajo, no es una fiesta, pero se parece. Me acuerdo el primer día que llegué y escuché tu primera charla: "Aquí el que meta bronca, se marcha". Por eso no podemos enfadarnos (risas). En serio, has sacado cosas de mí que ni yo mismo sabía que tenía. Lo que mejor sabes hacer es dirigir a la gente.

-B.R: Me gustaría saber qué es lo que te queda por hacer, a estas alturas. ¿Qué será lo próximo?

-BNF: Ya sabes que en la televisión no se puede planificar nada. Quizás más que saber lo que voy a hacer, sé lo que no voy a hacer. Sé que, aunque llevemos diez años de programa, nunca voy a entrevistar a un personaje del tipo Belén Esteban, por poner un icono actual.

-BNF: No me gusta que todos los programas tengan que entrar en el mismo saco, eso es verdad. ¿A ti te gustaría hacer otro tipo de espacio o qué?

-B.R: Estoy muy a gusto, eso es cierto, porque la idea del programa va conmigo. Si no fuera... no sé qué haría, no se ha dado la circunstancia aún. Lo que sí me pasa es que no me gusta nada que me identifiquen con 'los que salen por la tele', ¡ala, todos al mismo saco!, recelo mucho de eso. No somos un club, cada uno es de su padre y de su madre. Nuestro programa, nuestra cadena, no tiene nada que ver con el resto, cada uno va a lo suyo. Pero quedarse solo no creo que sea nada bueno. Me da miedito no tener competencia, que te digan 'es el único programa con música en directo', 'es el único programa en el que hacen entrevistas de verdad'... Lo solo se va excluyendo y se queda como una anomalía.

-B.R: Yo, como aún soy joven, no lo sé, por eso te lo pregunto. ¿Con los años se gana experiencia o se pierde naturalidad, 'abuelete'?

-BNF: ¡Qué va, hombre! La naturalidad viene más con la experiencia, eso lo he aprendido yo con los años, chaval, pues no te queda mili... Cuantas más horas de vuelo, más seguridad tienes y más fresco puedes aparentar. Yo me veo en programas de jovencito y casi no me reconozco, ¡qué horror! Era más un intérprete, no yo mismo. Ahora me doy cuenta de que explico más lo que quiero, soy como soy de verdad. Aunque, es curioso que yo imaginaba que de mayor tendría que trabajar menos, que todo vendría más rodado, que sería llegar y ¡pim, pan, pum!... pero no ha ocurrido así. Cuanto más tiempo llevamos, más trabajamos los guiones, por ejemplo. Cada día nos queremos superar, es el camino a la inversa.

-BNF: Atrévete a dar un consejo a los que empiezan ahora.

-B.R: Mejor que lo des tú, que para eso das cursos a universitarios con tu productora (El Terrat).

-BNF: Pues yo ya a lo máximo que aspiro es a crear inquietud en la gente. Pueees... les diría que tienen que querer entrar en la conciencia del espectador. Y que, a veces, un 'no' dignifica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios