De los escenarios a las ondas con una alta dosis de buen humor

  • El humorista Paco Aguilar planta cara a su enfermedad con un programa radiofónico dirigido a los discapacitados

Comentarios 10

Estaba en lo más alto de su carrera artística cuando le dijeron que padecía esclerosis múltiple, aunque aquel diagnóstico no le derrumbó. Lejos de retirarse de los escenarios, tomó una dosis extra de su propia medicina, el humor, se dibujó una sonrisa, se ajustó su habitual corbata y le echó un pulso a la vida. De eso hace casi 20 años, un tiempo más que suficiente para demostrar que su vitalidad y su optimismo terminan contagiándose a todos los que le rodean.

Paco Aguilar celebra estos días sus 40 años de carrera artística y lo hace, como no podía ser de otra forma tratándose de él, riéndose de su situación. 'Tropezando con bordillos' es el título de su última actuación, un monólogo (o soliloquio como prefiere llamarlo el humorista) que muy pronto llegará al Teatro Quintero de Sevilla y en el que cuenta cómo transcurre su día a día. Y es que, Paco presume de llevar una vida agradable y un modo de vida que muchos envidian, aunque, con el humor que le caracteriza, asegura que, para conseguirlo, su casa se ha convertido en un "parque temático de discapacitados". "Tengo artilugios por todos lados, pero me entiendo bien con todos. Además, muchos de mis amigos, como Pedro Reyes, se lo pasan en grande cada vez que me visitan montándose en alguno de ellos", bromea.

La naturalidad con la que afronta su enfermedad es digna de ejemplo y es precisamente ésta la meta que persigue cada semana a través de Canal Sur Radio. Y es que, además de seguir vinculado con los espectáculos humorísticos, Paco dirige y presenta desde hace ocho años Andalucía sin barreras, un programa dirigido a las personas con algún tipo de discapacidad en el que aborda, sin dramatismos y en clave de humor, diversos aspectos relacionados con el día a día de las personas que presentan una minusvalía física, psíquica, sensorial u orgánica. El espacio, el único de Europa realizado por personas discapacitadas y dirigido a personas discapacitadas, tiene en su haber varios premios, como el de la Universidad de Sevilla, el de la Sociedad Española de Neurología o el de las Buenas prácticas de las personas con discapacidad que concede la Junta de Andalucía. Aunque, para Paco, lo más importante no son las distinciones sino saber llegar a un público amplio y no sólo a los que están en su misma situación. Y es que, según remarca, "con el paso del tiempo, todos, por unas circunstancias o por otras, podemos llegar a ver la vida desde una silla de ruedas", dice al tiempo que añade que en sus años de enfermedad no sólo se ha encontrado con barreras físicas sino también mentales y que son éstas, sobre todo, las que se empeña en erradicar. "Desafortunadamente, todavía hay gente que nos discrimina y es precisamente a éstos a los que queremos llegar", dice al tiempo que remarca que el principal objetivo de su programa es "sensibilizar, pero no dar pena".

Y esta meta es una constante a lo largo de su trayectoria. Prueba de ello es que, pese a que su pelea con la esclerosis múltiple la inició en 1992, su carrera artística nunca se ha truncado y ha seguido ligado a los escenarios y apareciendo de forma más o menos esporádica en los medios de comunicación. Prueba de ello es que en el programa que supuso su lanzamiento en ámbito nacional, No te rías que es peor, se mantuvo hasta el 95 y que durante la década de los 90 colaboró en Canal Sur en programas como Mira qué bueno, Aquí se discute o Escalera de color, un programa, este último, donde compartía protagonismo con Irma Soriano. En este tiempo, además, ha estado vinculado con el mundo de las ondas, donde también realizó una primera incursión de la mano de Luis del Olmo en la década de los 80. Paco Aguilar, además de dirigir Andalucía sin barreras en Canal Sur Radio presenta los informativos del mediodía del lunes en esta misma emisora y conduce un magacín matinal los fines de semana.

"Para mí el humor es mi mejor muleta", comenta Paco, que tiene claro que "no se puede vivir contra lo que se tiene sino con lo que se tiene". Y para ello, asegura, la mejor forma de echarle un pulso a la enfermedad es con una buena dosis de buen humor y con otro poco de "tintoterapia y de jabugoterapia". "Soy tabernícola, no lo puedo remediar", dice para explicar su pecular tratamiento médico.

Al echar la vista atrás, Paco recuerda con especial cariño su etapa en TVE, donde formó parte del equipo de humoristas de No te rías que es peor. "La Trinca estaba empezando con Gestmusic y me llamó para participar en un programa de humor que, en principio, iba a tener una duración de unos tres meses y que luego estuvo siete años en antena. Con una audiencia de 12 millones de espectadores, estábamos como en casa. Estaban tan contentos con nosotros que nos subían el sueldo sin tener que pedirlo y, al final, nos fuimos por pesados. Aquella fue una etapa inolvidable de la que sigo manteniendo buenos amigos, como Pedro Reyes"

Además de su paso por la televisión, en sus 40 años de trayectoria artística, Paco ha tenido tiempo para casi todo, desde ser guitarrista de Amigos de Gines hasta cantante o incluso manager de una ballena disecada a la que tuvo que 'pasear' por los Ayuntamientos de media España. "Siempre me he tomado la vida a cachondeo y no me ha ido mal. Es una receta que siempre recomiendo a los que me rodean", dice con humor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios