La fuerza de la costumbre

  • 'Saber y ganar', 'El hormiguero 3.0', 'El intermedio' y los magacines matinales se mantienen en una temporada marcada por lo conservador

Conocen el secreto para perdurar en la parrilla y acumular audiencias que otros ya quisieran. Son los veteranos de la tele, los que triunfan en los shares, los que siempre renuevan por otra temporada. El que se lleva la palma es Saber y ganar, con más de un millón de espectadores actualmente, el concurso más veterano de la televisión con un incombustible Jordi Hurtado que ya hasta se permite hacer un cameo en la serie El Ministerio del tiempo. Lo cierto es que la cuota de Saber y ganar, con una audiencia fiel donde las haya, supera cuatro o cinco veces la media de La 2 de TVE, la cadena que la emite. Sus incursiones en La 1 no han sido tan exitosas; pero en su franja horaria y en su canal, no hay quien pueda con Jordi Hurtado.

TVE, de hecho, ha intentado esta temporada apostar por otros concursos, como El legado de Ramotxu o Jugamos en casa, que han acabado cancelando porque no funcionaban para levantar la franja maldita de La 1, la tarde. Y es que, aparte de Saber y ganar, pocos productos de la cadena pública permanecen inamovibles. Otro que sí continúa, después de 5.000 programas -que acaba de celebrar-, es el Corazón de Anne Igartiburu. Corazón se estrenó el 7 de julio de 1997 como un programa de reportajes dedicados al mundo del corazón. El formato estaba presentado inicialmente por Anne Igartiburu y se emitía de lunes a viernes antes de la primera edición del Telediario, lugar que sigue ocupando en la parrilla. Durante la ausencia de la presentadora, Remedios Cervantes (1998), Yolanda Vázquez (1999-2000) y Alejandra Navas (2000-2007) se pusieron también al frente del programa. Aunque antes de Igartiburu hacía estado Cristina García Ramos, de 1993 a 2008, cuando el espacio se emitía sólo en fin de semana.

Con un espacio con tan buenos resultados precediéndole y la fuerza de la costumbre de muchos espectadores a la hora de optar por la pública para conocer las noticias (en esto, ocurre como en las campanadas de Fin de Año), los informativos de La 1 de TVE parecían no tener rival hasta hace poco. Aunque la credibilidad política que ha perdido la cadena últimamente ha provocado que los Telediarios, antes invencibles, hayan caído en picado frente a los de las privadas, Telecinco y Antena 3 sobre todo. Así, el informativo de la noche de Pedro Piqueras triunfa hoy en día en un terreno antes reservado con preferencia para TVE.

Los magacines matinales son también otro territorio aparte. También las privadas copan la audiencia, Susanna Griso con su Espejo Público en Antena 3 y El programa de Ana Rosa en Telecinco. La fidelidad que genera este tipo de formato es sólo comparable con lo anteriormente dicho de los informativos. Tomar el café de la mañana con Ana Rosa puede convertirse en un rito tanto como almorzar con David Cantero e Isabel Jiménez (y Sara Carbonero en los deportes, por supuesto).

Otro espacio longevo que prosigue su trayectoria de éxito esta temporada es El hormiguero 3.0, con el rey del access prime time Pablo Motos como maestro de ceremonias en un programa que resistió perfectamente el paso de Mediaset (Cuatro) a Atresmedia (Antena 3) manteniendo casi idéntico equipo y contenido. El hormiguero 3.0 sigue siendo el talk show más visto de la televisión.

La Sexta, por su parte, conserva en buena forma uno de sus espacios emblemáticos, El intermedio, con un Wyoming que todavía tiene mucho que decir y con muchas sonrisas por arrancar. El programa ha cerrado esta temporada como una de las más vistas de su ya extensa trayectoria en el canal de Atresmedia. En el apartado de TDT, El chiringuito de jugones en Neox sigue siendo el as de los deportivos nocturnos.

Esta temporada que ahora acaba no ha sido demasiado afortunada en cambio para Canal Sur, cadena que ha visto cómo su franja matinal sufría como nunca. Los programas vespertinos de la autonómica son los únicos que entre semana alcanzan los dos dígitos como La tarde aquí y ahora (que suele ser lo más visto del día), Andalucía directo, Cómetelo y las dos ediciones de informativos, Noticias 1 y 2, cuyas desconexiones provinciales llegan a superar el 30%. Continúan gracias a la fidelidad de sus audiencias espacios que son marca del canal andaluz como Se llama copla, La báscula y los niños de Juan y Medio en Menuda noche. Los fines de semana, además, Salud al día y Éste es mi pueblo alegran el fin de semana, donde la autonómica encuentra fuerza en las primeras horas de la sobremesa. Los altibajos en el prime time lastran este descenso de espectadores en Canal Sur.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios