TV-Comunicación

"A la gente le gusta ver cómo triunfan los que están abajo"

  • La amiga de Kurt en la serie musical reconoce que 'Glee' resume la filosofía de los nuevos tiempos en Estados Unidos, a raíz del mandato de Barack Obama

En la ficción no admite ser una secundaria y la repercusión internacional de Glee se le ha venido un poco encima porque nunca se esperó ser una estrella, como la que aspira ser su personaje, la obesa Mercedes Jones. Ella es Amber Riley, una joven norteamericana con una portentosa voz que tendría su comparación española en aquella Rosa López que fue descubierta en Operación Triunfo. Prosigue en estos días la grabación de la segunda temporada de Glee, que regresa en otoño a Estados Unidos y que en España programan los canales Fox y Neox: los raros del instituto triunfan cantando en esta historia.

-¿Puede ser Glee la serie que mejor describe unos nuevos tiempos, el momento actual en Estados Unidos con el presdiente Obama, cuando las minorías reinvidican un nuevo papel en la sociedad?

-Es difícil responderle. Creo que siempre en la sociedad van a estar los que están por debajo de los demás y habrá gente que lo pasa mal. Pero sí, como era impensable que hubiese ganado Obama, tal vez en triunfo de Glee se resume mucho de esa filosofía.

-¿Por qué cree que ha surgido el interés de los espectadores? ¿Por lo musical o por indentificarse con sus personajes?

-Creo que es una mezcla de las dos cosas. Hay programas que trataban sólo lo musical y que no han tenido éxito. A la gente le gusta ver cómo triunfan los que están abajo.

-Glee ha sido única ¿teme que se desgaste cuando empiecen a surgir series parecidas?

-No creo que sea un problema. Ocurrirá lo que usted dice, pero no creo que Glee se desgaste porque surjan imitadores.

-¿Soñaba con tanto éxito cuando no ha cumplido aún 25 años?

-Siempre estaba cantando, desde muy pequeña. Soñaba, pero no me podía imaginar lo que me está ocurriendo.

-¿Ha recibido ya propuestas para hacer cine? ¿qué le gustaría hacer?

-No he recibido ninguna gran oferta de momento, porque el rodaje de Glee es una locura y me tiene concentrada. Si hiciera algo más, no me gusta el cine de terror pero sí mucho los dramas y, claro, los musicales.

-¿Cuál es el grado de locura de ese trabajo en la grabación?

-Es como si esutviéramos grabando una película de horas y horas. Como la historia tiene su continuidad no tengo la sensación de que grabamos capítulos individuales.

-Estuvo en la Casa Blanca y actuó ante la familia Obama ¿Cómo fue esa experiencia?

-Fue indescriptible Porque te sientes ante la historia de mi país. Conocer al presidente, a su familia, fue surrealista e inolvidable.

-¿Y qué siente usted al saber que muchas celebrities de Hollywood la admiran?

-Es algo increíble. Cuando artistas que tú admiras son los que admiran tu trabajo en la televisión es algo difícil de describir.

-¿Cómo ha cambiado su vida?

-Ha cambiado a mejor, por supuesto. Pero sobre todo estoy contenta de participar en el mensaje tan positivo que transmite Glee.

-Destaque un momento de estas dos temporadas de la serie...

-Cuando Kurt admite su homosexualidad a su padre. Unas escenas magníficas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios