Esos locos perros británicos

  • La serie 'Mad dogs', de la cadena británica Sky, se ha grabado en Mallorca e Ibiza

La vida de un turista es muy complicada. Hay que enfrentarse a muchas cosas, que si no se habla muy bien el idioma, que si la comida no sienta, que si no se tiene ni idea de a dónde ir… Siempre es adecuado tener un amigo que viva en el país que vamos a visitar. Sin embargo, Baxter y compañía a lo mejor no estarían tan de acuerdo con estas observaciones. Cuando uno hace mucho tiempo que no ve a ese amigo, se puede llevar la sorpresa de descubrir que se ha convertido en un capo de la mafia al que han puesto precio a su cabeza.

Este es el argumento de Mad Dogs, una producción de la cadena británica Sky que ha sido rodada entre Mallorca e Ibiza. La serie está encabezada por John Simm y Phillip Glenister (Life on Mars) y está completada por Max Beesley y Marc Warren. Cuatro actores geniales que dan credibilidad a unos amigos cuarentones que no pasan por un buen momento. Los problemas de divorcios, líos con la empresa o con la bebida los acosan y la invitación de Alvo (Ben Chaplin) para reunirse todos en Mallorca, parecía perfecta para olvidarse por unos días de estos asuntos.

El plan era sencillo: sol, mujeres y lujo. Eso es lo que Alvo prometía, pero la paz les dura poco. El primer episodio sorprende porque en principio parece que no pasa absolutamente nada. Se presentan los personajes e intuimos ciertos aspectos y rencillas. Sospechamos que Alvo está metido en algo serio y poco más. Pero en los últimos minutos del capítulo, un giro inesperado sorprende. A partir de ese momento las vidas cambian. Sus problemas de fábrica se dejan a un lado porque ahora se ven metidos en un lío muchísimo más grande y están solos para salir de él.

Enfrentados con grandes mafiosos de la zona y sin saber muy bien el porqué ni el cómo, estos chicos se las tendrán que ingeniar para pasar inadvertidos y ocultar una serie de crímenes y delitos en los que se involucran accidentalmente.

Con tanta tensión, los roces entre ellos empiezan a surgir y viejos enfrentamientos volverán a la luz. Temas delicados que deberán controlar para permanecer unidos, salir con vida de España y volver a su querido Reino Unido. Tarea nada fácil. Baxter y sus amigos no son nada convincentes ante María (María Botto), la misteriosa agente de policía que sospecha de ellos.

En la segunda temporada la acción se traslada hasta Ibiza, donde la serie se vuelve más grotesca con santeros y maldiciones que perseguirán a los protagonistas, esta vez acompañados por Carmen (Leticia Dolera) una joven que decidirá ayudarlos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios