La madrugada ya no está huérfana

  • Buenafuente regresa a La Sexta tras una ausencia de dos años y recupera su poder en la franja de 'late night' con 'En el aire', un programa que también ha encontrado su sitio en las redes sociales.

Comentarios 2

Se despidió hace algo más de dos años, pero la audiencia de La Sexta lo ha recibido con las mismas ganas que si hubieran aplaudido sus guiños a la actualidad y su humor inteligente la noche antes. Andreu Buenafuente ha recuperado el cetro del late night y ha vuelto a poner de actualidad un género que marcó las madrugadas de los españoles en la década de los 90. De ser un clásico en casi todas las cadenas, los 'late show' pasaron a un segundo plano cuando la crisis comenzó a hacerse visible. Los recortes de publicidad, de un lado, y las tertulias políticas y deportivas, de otro, comenzaron a dar bocados a un formato que terminó desapareciendo hace sólo dos años.

La televisión de medianoche, desde entonces, se quedó huérfana. Aunque, desde hace sólo una semana ha recuperado su calor y su toque de humor gracias a En el aire, el nuevo programa de la factoría de Andreu Buenafuente. En esta nueva etapa, el showman sigue contando con su inseparable Berto Romero, esta vez aún más inseparable si cabe y, además, presenta como indispensable a Jorge Ponce, un desconocido que, desde el estreno, comparte mesa con los cómicos catalanes. Aunque este formato mantiene demasiados vínculos con el programa anterior, incluye algunos cambios indispensables para los tiempos que corren, como la figura del community manager, Bob Pop, encargado de dar a conocer en tiempo real los comentarios que se hacen del programa en las redes sociales. Y es que, ahora más que nunca, Buenafuente no sólo encuentra protagonismo en la pequeña pantalla, sino también en la red, donde la actividad también se suele incrementar en las horas previas a la medianoche. En el aire ha conseguido, en solo unos días, reavivar los comentarios en redes como Twitter para esa población noctámbula que vive ajena a los cambios de hábitos y horarios que se proponen desde algunas instancias. En sólo una semana, el programa de Buenafuente ha generado más de 3.500 comentarios (según datos de Kantar Media), lo que lo sitúa en una cómoda octava posición del mes de noviembre, por delante de programas consolidados como El Hormiguero y justo detrás de La Voz.

Este cómico catalán regresa a televisión pisando fuerte, como ya lo hizo a mediados de los 90, cuando fue capaz de desbancar con un programa que llevaba su nombre al mismísimo Javier Sardá cuando éste reinaba a sus anchas en la madrugada de Telecinco. Buenafuente, el mismo que descubrió y confió en El Follonero antes de que La Sexta le diera un programa propio que ha terminado convirtiéndose en referente del periodismo de investigación, y el único presentador que ha sido capaz de conseguir que España fuera representada en Eurovisión por un personaje de tres al cuarto como Chikilicuatre, deja claro que es un mago de la tele y un comunicador nato, capaz de conectar con su humor inteligente con el público más exigente. Atrás queda, no obstante, su intento fallido por captar la atención del público dominical en horario de máxima audiencia que tuvo el pasado año en Antena 3, donde su programa Buenas noches y Buenafuente no terminó de cuajar y fue retirado a las siete semanas debido a sus bajos índices de audiencia.

Su regreso a la medianoche, en cambio, ha sido distinto. En esta franja, el cómico catalán sigue demostrando que, de momento, sigue siendo el rey.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios