El mundo de Juan Ramón

  • 'La mitad invisible', de La 2, graba en Moguer un monográfico sobre el poema 'Espacio' del Nobel onubense

Un extenso monólogo interior, la maraña de los pensamientos y las sensaciones. Un autor que narra, describe y deconstruye. Espacio es uno de los grandes, y densos, poemas de Juan Ramón Jiménez, y a la sazón de la historia de la literatura española. Un equipo de TVE ha querido ahondar en las entrañas de esta obra y para ello se ha dirigido esta semana a Moguer, a la tierra de un autor andaluz que no puede caer en el olvido. En la playa de Mazagón juega con una pelota hinchable que reproduce el globo terráqueo Rocío Bejarano, la responsable del Centro de Estudios Juanramonianos. Su oponente en el juego es Juan Carlos Ortega, conductor de La mitad invisible, serie cultural de La 2 que ahora graba su tercera temporada. "En la pelota señalamos a Moguer y cómo la ciudad donde Juan Ramón escribió el poema, Coral Gables, en Florida, se encuentran en la misma latitud", señala una de las redactoras del programa, Rosa Masip. El Nobel de Literatura de 1956 se marchó de España en los primeros compases de la Guerra Civil, al servicio de la República, y ya no regresó. Aunque Espacio se escribe en Estados Unidos, cerca de las playas de Miami, Juan Ramón vislumbra su tierra, las playas onubenses, la claridad de Andalucía, cuando se adentra en su sentida prosa. "Lo visible estaría en Estados Unidos, lo invisible, en realidad, se encuentra en España", señala la realizadora, Nuria Barreiro, entusiasta del autor.

Este programa de La 2, que se produce en el centro de TVE en Barcelona, aborda el envés de las obras de arte, la trastienda de los creadores, y Rocío Bejarano no cesa de aportar detalles que vienen a alimentar qué late tras el Espacio de Juan Ramón Jiménez. Poetas como San Juan de la Cruz, pintores como Dalí o Picasso, pero también cantautores como Serrat o humoristas como Gila (de quien Juan Carlos Ortega ha publicado recientemente una biografía) han pasado por las entregas de estas dos temporadas de La mitad invisible, programa que se emite en la tarde de los sábados en La 2.

Rocío Bejarano ha elaborado una nueva edición revisada de Espacio, que pronto podría ver la luz. El editor Joaquín Llansó precisamente es uno de los divertidos testigos de los juegos playeros de la investigadora y Juan Carlos Ortega: una escenificación que viene dibujar recuerdos del poeta. Unos cangrejos que son dejados en las arenas de Mazagón por Juan Hervás, otro miembro del equipo, simbolizan algunas de las imágenes de una obra que el escritor onubense comenzó en 1941 y que concluyó en 1954, dos años antes de recibir el Nobel y cuatro antes de su fallecimiento.

"Juan Ramón sufría hiperestesia, dolor a la sensibilidad", su verso, siempre perfeccionándose, "inacabable", se convierte en traslación de esas dolencias y vivencias, Rosa Masip y Nuria Barreiro no cesan de desgranar los detalles de esta mitad invisible que se remata de plasmar en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

El cámara Pol Graell enfoca el atardecer de Mazagón, los pensamientos y los recuerdos de Juan Ramón Jiménez parecen reflejarse en las imágenes. Una mitad visible para lo que esconden los renglones de Espacio y que aparecerá en La 2.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios