Javier Bardají. Director general de Atresmedia Television

"Nuestro pacto con el público impide atajos para alcanzar audiencia"

  • Antena 3 cumple 25 años con una parrilla bien reconocible y una oferta diversa en los cuatros canales del actual grupo. Asegura que hacen la televisión que a ellos mismos "les gusta ver".

Antena 3 celebraba este jueves sus bodas de plata en un gala presidida por los Reyes. Don Felipe destacó el papel en favor del rigor del primer canal privado que inició sus emisiones en nuestro país y su empeño por la innovación y la calidad hacia el público. Javier Bardají es el principal responsable de la tendencia de la parrilla de Antena 3 iniciada hace cuatro años en la que, por ejemplo, se desterraron todos los contenidos vinculados al mundo del corazón. Una programación de vocación familiar que se identifica más con el papel que siempre tuvo en el mando la Primera Cadena. Bardají hace balance de esta trayectoria reciente en el contexto de los 25 años de historia de Antena 3 y Atresmedia.

-Antena 3 nació en 1990, pero ¿en qué momento cree que Antena 3 se convierte en la cadena de referencia que es en estos momentos?

-Antena 3 tiene, desde su nacimiento, unas señas de identidad propias muy reconocibles y valoradas por el público. Hace cuatro años afrontamos una nueva etapa en la que decidimos potenciar esos atributos que siempre habían estado ahí e hicimos un pacto con el público, con el espectador, que hemos mantenido con coherencia y trasladado a cada uno de nuestros programas y series. Este compromiso que apuesta por el esfuerzo, el talento y la calidad, que no busca atajos para alcanzar objetivos de audiencia, unido a una programación con una tasa muy alta de éxitos, que busca la variedad frente otras ofertas monotemáticas es la clave que nos ha convertido en una cadena necesaria, que disputa el liderazgo cada día y que aúna la mejor imagen del sector con la imprescindible rentabilidad económica.

-¿Qué aspectos diría que han sido fundamentales para la actual evolución de la televisión privada en España?

-La apuesta de gran parte de la industria televisiva (operadores en abierto y de pago, productoras y creadores) por innovar y seguir mejorando. No tengo la menor duda de que en España se hace una gran televisión, de las mejores de Europa. Pero también es cierto que sobre la imagen del sector sigue pesando un problema reputacional que no representa al conjunto. En Antena 3 esto nos preocupa porque estamos empeñados en reivindicar a la televisión como categoría, no por buenismo sino porque de la buena imagen de la televisión nos beneficiamos todos, cadenas, anunciantes y los propios espectadores. Me gusta pensar que el trabajo que estamos haciendo en Antena 3 ayuda a mejorar la imagen de todo el sector.

-¿Cuáles dirían que han sido los formatos fundamentales que más han identificado la historia de Antena 3?

-Antena 3 siempre se ha caracterizado por la variedad de su oferta y eso hace que contemos a lo largo de nuestra historia con grandes ficciones, pero también con grandes programas, además de un compromiso permanente por la información de la mano de los servicios informativos que dirige Gloria Lomana. En ficción, hemos tenido la suerte de contar con la serie más vista de la historia de la televisión en nuestro país, Farmacia de Guardia, o con El tiempo entre costuras, que marcó un antes y un después. Pero de igual modo, nos enorgullece emitir programas de investigación y actualidad como En tierra hostil y de entretenimiento como Sorpresa, sorpresa o más recientemente Tu cara me suena, el formato creado en España más vendido en la historia de nuestro país.

-Sólo diez años atrás nadie atisbaba el panorama televisivo actual ¿qué cambios han sido los más imprevisibles?

-Aquellos cambios sobre los que no tenemos control alguno. En solo un decenio nos hemos visto obligados a gestionar la fragmentación de la audiencia por la entrada de nuevos canales y a continuación un proceso de fusiones por la imposibilidad de subsistir en solitario de estos mismos nuevos canales. Poco después, por un error administrativo y tras una sentencia judicial, hemos tenido que cerrar 9 canales y todo ello en un contexto de fuerte crisis publicitaria derivada de la situación económica. Ahora, estamos a la espera de un nuevo concurso para la adjudicación de canales. Espero que los próximos años nos traigan la estabilidad y la seguridad jurídica que tanto deseamos y necesitamos en un sector tan importante para el tejido productivo y social de este país.

-En un tiempo de pantallas individuales ¿aún es posible una televisión para toda la familia? ¿ese concepto sigue siendo fundamental para su cadena?

-Por supuesto que sí, pero nosotros preferimos hablar de una televisión compartida, que no avergüenza ver en grupo, en compañía. Es evidente que el consumo de televisión está evolucionando y que la televisión no se ve como hace 25 años, pero hacer una programación que no pueda disfrutarse de forma compartida nos parece contradictorio con la propia capacidad aglutinadora del medio. Si alguien opta por ver nuestra oferta por ejemplo en una tablet que sea porque le resulta más práctico no porque se sienta incomodo viéndolo con un amigo o con su hijo.

-Cada vez se experimentan formatos de manera más calculada ¿cómo son las premisas de un programa de Antena 3?

-No nos cerramos a ningún programa o formato, porque nuestro modelo de televisión se define por el cómo y no sólo por el qué. Un mismo programa es muy distinto dependiendo de cómo se haga. Nuestro objetivo, por supuesto, es obtener buenos resultados, pero nos preocupa cómo los conseguimos. El dato no lo justifica todo. Estamos convencidos de que la TV tiene que ser innovadora, arriesgada, siempre actual y valiente pero sin hacer de la transgresión su único elemento diferenciador. Los grandes éxitos, los que hacen historia de la televisión, los que impulsan a esta industria a avanzar, son aquellos que son aceptados por los espectadores, pero también por la industria, por los anunciantes, aquellos que son capaces de ser exportados a otros países, producciones de éxito y reconocimiento como Farmacia de Guardia, Compañeros, Aquí no hay quien viva, Sorpresa, sorpresa o El tiempo entre costuras. Insisto en que mejorar la reputación de la televisión siempre ha sido uno de nuestros objetivos. Lo contrario empobrece al sector.

-¿Cuál sería el futuro inmediato de Antena 3? ¿Qué pasos contempla por delante?

-Una vez consolidado el modelo que hemos implantado en los últimos cuatro años, durante los que Antena 3 no ha dejado de crecer en audiencia, estamos centrados en optimizar aquellas franjas en las que aún hay mucho margen de mejora. En este sentido, innovaremos y exploraremos nuevos territorios sin dejar de ser fieles a nosotros mismos y sobre todo a lo que el espectador espera de nosotros. Y aquí tenemos una ventaja porque tanto en Antena 3 como en nuestra familia de canales englobada en Atresmedia TV no tenemos la presión de nuestros accionistas de hacer una décima más a cualquier precio. La televisión es responsabilidad de sus creadores y gestores. No podemos ser sólo resultadistas. Si la televisión que hacemos no nos gusta a nosotros, ¿cómo podemos pretender que le guste a la sociedad en su conjunto? Por este y otros motivos, no renunciamos a hacer la televisión que queremos ver. Los contenidos responsables y la pluralidad están en el ADN de Atresmedia.

-¿La televisión generalista ve peligrar su posición con el consumo a la carta?

-En absoluto, nosotros somos generadores de contenidos y estamos muy satisfechos de que los espectadores los consuman en los soportes que prefieran. Lo importante es seguir siendo relevantes para nuestra audiencia. Contar con contenido premium que se pueda ver en abierto: derechos deportivos como la Champions o la Fórmula 1, grandes series como Velvet o programas como Top Chef o Tu cara me suena. Nuestra gran ventana es la televisión, el consumo no para de crecer y hoy se ve más minutos de tele que hace unos años. La pequeña pantalla sigue siendo hoy por hoy el único medio que tiene la capacidad de generar cada día grandes citas y sentar frente a si a millones de personas.

-¿Tendría vuelta atrás el sistema financiero de TVE? ¿Ha sido realmente beneficioso para la televisión privada la fórmula de 2009?

-Nosotros no creemos que eso vaya a ocurrir. Sería contraproducente para la propia TVE, que ya recibe más de la subvención del Estado y de la aportación de los operadores privados de lo que podría obtener del mercado publicitario exclusivamente.

-¿Cómo diría que lleva Antena 3 el complemento de La Sexta y del resto de canales de Atresmedia? ¿Cómo observa al cabo de los meses la pérdida de Xplora, Nitro y La Sexta 3?

-La fusión de LaSexta y Antena 3 ha sido un bussines case por su eficacia, aunque por la aportación en términos de Ebitda que está generando La Sexta, lo podemos decir, es ya más un bussines que un case. Respecto al cierre de canales, aunque pasó en mayo, hace ya tiempo que dejamos de lamentarnos por una pérdida que nos ha perjudicado más que a nuestro inmediato competidor y estamos trabajando con buenos resultados para compensar esta pérdida. Si nos comparamos en términos homogéneos con nuestra competencia, nuestros cuatros canales son muy competitivos.

-¿Qué canal recuperarían en caso de obtener nuevas licencias?

-Hemos demostrado que somos los mejores haciendo nuevos canales y con esa confianza afrontaremos el futuro concurso de la TDT al que por supuesto concurriremos para recuperar el gap perdido con la desaparición de Xplora, Nitro y La Sexta 3. Tenemos ideas y planes A, B y C. Lo que sí es seguro es que tendrá una personalidad propia y complementaria para reforzar la variedad y la pluralidad de nuestra oferta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios