Irma Soriano. Presentadora

"Ha sido un regalo volver a encontrarme con mis orígenes"

  • La jiennense toma las riendas de las mañanas de Canal Sur con el reto de llegar al corazón de los andaluces y asegura que se siente muy arropada por el público

Comentarios 16

Llevaba seis años trabajando fuera de Andalucía y, en más de una ocasión había cantado bajito eso de "qué no daría yo por empezar de nuevo..." Y parece que Canal Sur ha escuchado su canto y le ha abierto de nuevo las puertas de 'la nuestra'. Irma Soriano se reencuentra con el público andaluz tomando las riendas de un programa consolidado en las mañanas, Mira la vida, un espacio que, pese a mantener la misma estructura, estrena temporada con el sello alegre y desenfadado de su presentadora.

-¿Cómo ha sido su reencuentro con el público andaluz?

- Para mí ha sido un regalo volver a encontrarme con mis orígenes; con el lenguaje de la mañana, con la cercanía de las noticias...

-¿Pensaba que volvería a trabajar en Canal Sur?

-No lo veía como algo imposible, pero sí como algo impensable. Hace 14 años que me lo plantearon por primera vez y entonces tuve que separarme de mi familia para poder trabajar en lo que me gustaba. Ahora, sin dudarlo, ha sido la decisión más difícil de mi vida profesional, porque mi familia ha dejado que sea yo quien decida y no ha dudado en arroparme, algo que me ha dado mucho miedo. Pero parece que todo está saliendo muy bien. Me siento como en casa, tanto con los compañeros del equipo como en mi regreso a Málaga.

-Vuelve a la tele de la mañana, donde comenzó a trabajar hace casi 20 años...

-Aquellos fueron años maravillosos. Fui una privilegiada porque tuve la suerte de estar con uno de los grandes. Jesús Hermida fue muy cercano con su equipo; un genio que nos dejaba aprender de todo cuanto él hacía.

-Ahora regresa con un programa muy consolidado en su franja horaria.

-Así es. Pese a que no se emite a una hora en la que te puedas sentar tranquilamente a ver la tele, Mira la vida tiene un público muy fiel y, tras las cámaras, un equipo humano maravilloso.

-Se inicia en una franja dominada por mujeres en la que, dicen, no hay competencia sino compañerismo.

- Es cierto. Sabes que hay programas en tu misma franja horaria pero no compites con ellos porque ofrecen una cosa totalmente distinta a la que haces tú. En Mira la vida queremos llegar a la gente de otra manera. No nos olvidamos que somos un servicio público y vamos a otra velocidad. Nos debemos a un público y vamos a seguir manteniendo la misma línea y hablándole a la gente de historias cercanas y próximas al corazón.

-Pero con usted se han estrenado nuevas secciones, como el talk show donde los andaluces cuentan historias de su día a día.

-Así es y, por cierto, con una amplia respuesta por parte del público. Pero el programa ha mantenido su estructura intacta porque está más que comprobado que a la gente le gusta así. El aire que le puedo dar yo va a ser lo único diferente. Aún así, soy de las que cree en el periodismo de divertimento porque creo que las penas, aunque no se busquen, vienen solas, así que vamos a incluir en breve un concurso para repartir dinero, que en este tiempo de crisis seguro que no vendrá nada mal.

-Se marcó como reto llegar al corazón de los andaluces. ¿Cree que lo está consiguiendo?

-Creo que sí. Si hablas con el corazón vas a llegar tanto a los que tienes más cerca como a los que te ven desde casa. La gente me está recibiendo muy bien y me siento muy a gusto.

-Y por último, ¿cuál es su secreto para estar tres horas frente a las cámaras?

-Me limito a ser como soy. Pese a la responsabilidad que supone, me siento muy cómoda y tranquila.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios