El suspense, el valor seguro que domina la temporada

  • Cadenas y plataformas arriesgan con series de intriga que capturen al público desde el primer capítulo

  • El sello de David Lynch con 'Twin Peaks' fue fundamental

Un género que siempre perdura es el del suspense o thriller, que con el debido talento y originalidad es capaz de mantener al espectador enganchado esperando el desenlace de los acontecimientos de diferentes tramas que afecten a los de personajes. Puede que el maestro Alfred Hichcock, pionero también de la intriga y el terror en la televisión, ya nos haya dejado, pero su legado perdura con numerosas ficciones de éxito masivo.

Como emblema en estos meses, la continuación de Twin Peaks 25 años después. Creada por David Lynch y Mark Frost, y emitida en la ABC en 1990, la historia del agente del FBI Dale Cooper investigando el asesinato de la estudiante de secundaria Laura Palmer fue un fenómeno tan rotundo que ha mantenido el personal sello de Lynch y su relato desconcertante en su selecta y compleja prolongación.

Desde el Reino Unido hay emblemas recientes como Broadchurch. Propuesta de la cadena ITV creada por Chris Chibnall yprotagonizada por David Tennant y Olivia Colman narraba la investigación de la muerte en circunstancias sospechosas de un niño de 11 años y el intrincado camino para encontrar al asesino. Chibnall tenía la intención de exponer cómo la muerte de una persona vulnerable podía cambiar la tranquilidad de una pequeña comundad en perfecto caos, y las tres temporadas de la serie dan fé de su buen hacer. Las nórdicas El Puente y Forbrydelsen ya indagaron por esta senda.

En la semana próxima, el 27, regresa la ochentera Stranger Things, rotundo éxito internacional de Netflix con tintes de la factoría Spielberg, capturó a la audiencia de varias generaciones desde el primer capítulo con una historia entre la intriga y la ciencia ficción cargada giros de guión, una trama principal compacta y personajes bien construidos. Tras esta segunda temporada, que apunta a elevar la tensión, ya se prepara la tercera tanda.

Y si hay una franquicia que ha señalado nuevos caminos al thriller y el terror en la pantalla personal esa ha sido American Horrro Story. La serie de miniseries de Ryan Murphy y Brad Falchuk ingeniosamente contadas. Casas encantadas, asilos psiquiátricotétricos, circos siniestros y cultos malvados han sido sus paisajes. En esta séptima temporada que ofrece FX, Cult, retuerce el ambiente electoral en Estados Unidos.

Desde la HBO hemos tenido la reciente revisión de Westworld, en el parque temático más sobrecogedor y desde Hulu la asfixiante distopía de The Handmaid's Tale. La presión psicológica atenaza al espectador-adicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios