"Ahora es cuando comienza realmente mi carrera"

  • El novillero ecijano Ángel Jiménez acaba de sellar un acuerdo de apoderamiento con el matador de toros César Pérez y el taurino francés Jean Claude Arnaux

Ángel Jiménez (Écija, 1992), ganador de varios certámenes como novillero sin caballos y finalista en el ciclo de promoción en la Maestranza en 2010, será apoderado este año por el matador de toros retirado César Jiménez y el taurino francés Jean Claude Arnoux, en su segunda campaña con picadores. El torero, que se prepara a fondo este invierno, explica que la relación de apoderamiento se selló tras un tentadero en la ganadería de Tardieu: "César Pérez, que ya me había visto y seguido en las novilladas sin picadores televisadas, es una persona extraordinaria y me puede aportar mucho como torero. Jean Claude, como apoderado y empresario, también será esencial para este 2012 ante el que estoy muy ilusionado. Estoy inédito y entre mis objetivos se encuentran, por supuesto, debutar en la Maestranza, donde viví sin picadores los momentos más bonitos de mi carrera, y entrar en Francia, donde reconocen los triunfos".

El joven novillero astigitano es una novedad, ya que apenas contó con oportunidades en 2011. Jiménez, afirma: "Debuté en Ricote, donde corté cuatro orejas y gané el trofeo La uva de oro. En Istres, donde corté una oreja, también quedé como triunfador en una novillada celebrada el 17 de agosto. Y en Écija corté dos orejas". De todo ello, todavía saborea "las tandas que le di con la mano izquierda al último novillo que toreé en mi pueblo".

En este periodo, el torero considera que se encuentra "más suelto delante del utrero. Tanto con el capote como con la muleta he dado un paso. He madurado como torero y también como persona y eso será decisiva de cara a este año, en el que tras una preparación fuerte me siento muy preparado mentalmente para acudir a las plazas de primera categoría".

Como la mayoría de novilleros, Jiménez, tras dejar su etapa como alumno de una escuela taurina -en su caso la de Écija, con el maestro Pepe Luis Vargas- ha notado la falta de novilladas, un hecho que afronta con decisión: "Las escuelas te lanzan. Y luego la realidad es muy dura. De hecho, ahora es cuando comienza realmente mi carrera". Una etapa en la que "estoy inédito. Todavía no he podido demostrar mi concepto del toreo". Un concepto que se basa, según el propio novillero, "en un toreo de sentimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios