Buena corrida de Alcurrucén en el comienzo de la Feria de Gijón

  • El palco le niega una oreja a Ferrera. Sánchez y Bautista se muestran voluntariosos

Una aprovechable corrida de Alcurrucén, de buenas y parejas hechuras, fue la nota destacada de la primera corrida de toros de la Feria de Begoña de Gijón, donde al extremeño Antonio Ferrera le negaron una oreja pedida mayoritariamente y donde, pese a ello, el encierro de los Lozano se acabó imponiendo.

El segundo de la tarde, Pandereto, no tuvo la clase del tercero pero embistió con franqueza en las telas. Con movilidad y transmisión el toro, anduvo Ferrera demasiado acelerado y bullidor con él. El extremeño tardó en ver al buen quinto y quiso romperlo muy pronto por abajo.

El tercero de Juan Bautista, otro músico de nombre Corneto, fue uno de los toros de la corrida aunque el torero de Arles no acertó a verlo claro y se espesó pronto con el animal hasta terminar diluyéndose todo. El sexto fue otro potable con el que el francés mejoró algo la imagen del otro.

Quiso mucho Manolo Sánchez, que sustituía a Curro Díaz, con el peor lote. Hubo naturales de trazo bueno al soso primero. Fue ovacinado en su lote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios