El Capea consigue el único trofeo en la Monumental de México

GANADERÍA: Se lidiaron seis toros de La Punta, correctos de presentación y que dieron un juego desigual; TOREROS: José María Luévano, vuelta al ruedo y ovación con saludos. El Capea, una oreja y silencio. Juan Chávez, palmas y silencio. Incidencias: Plaza de toros Monumental de México. Decimoquinta corrida de la Temporada Grande. 5.000 espectadores.

El diestro español Pedro Gutiérrez Lorenzo El Capea tuvo una actuación muy firme y de profunda torería, cortó una oreja y fue el triunfador en la Monumental Plaza México. El torero salmantino alternó con los mexicanos José María Luévano y Juan Chávez que, aunque se fueron de vacío, estuvieron muy por encima de las condiciones de sus astados.

Se lidiaron toros de La Punta, desiguales en presentación y dieron pocas posibilidades para el éxito.

José María Luévano, con el que abrió plaza, se la jugó en serio ante un toro muy complicado y mucho peligro, fue cogido sin consecuencias y siguió con valor y ánimo.

Con el quinto, el más toro, Luévano volvió de nuevo a estuvo valiente y bien, pero el público muy intransigente y sin ver las dificultades de la res, no le correspondió como merecía.

El Capea realizó una labor muy firme con su lote. Al segundo le sacó la faena a base de estar con los pitones en los muslos, toreó con temple y calidad. Igualmente con el quinto, que no permitía nada, el salmantino estuvo firme, sin dudas y torero sin ser entendido por el público.

Juan Chávez, como sus alternantes, se mostró muy animoso, con deseos de estar bien y lo estuvo ante las pocas posibilidades de sus enemigos, tercero y sexto. Con el otro, sin clase y sin nada, siempre en la pelea y en lucha. Lo mató pronto y escuchó aplausos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios