El mejor Cid indulta un noble toro de José Luis Marca

  • El diestro sevillano consigue los trofeos simbólicos de 'Palomo', un ejemplar noble y de gran clase · Daniel Luque corta una oreja y Talavante se marcha de vacío

GANADERÍA: Se lidiaron seis toros pertenecientes a la ganadería de José Luis Marca, desiguales de presentación, flojos y descastados en general, a excepción del cuarto, de nombre Palomo, marcado con el número 68, noble y de gran clase, que fue indultado. TOREROS: Manuel Jesús 'El Cid', silencio y dos orejas y rabo simbólicos. Alejandro Talavante, silencio y silencio tras aviso. Daniel Luque, oreja y silencio. Incidencias: Plaza de toros de La Tercera, de San Sebastián de los Reyes. Menos de media entrada.

El matador de toros sevillano Manuel Jesús El Cid indultó a un toro noble de la ganadería de José Luis Marca en la plaza de toros madrileña de San Sebastián de los Reyes, donde ha rayó a gran nivel y protagonizó un faenón. Como hubo protestas en el indulto, se negó a salir en hombros.

El cuarto de Marca fue un toro noble y enclasado al que El Cid vio pronto y decidió cuidar. De hecho, en el tercio de varas apenas recibió un picotazo. Con la muleta, el torero de Salteras se mostró templado y toreó muy despacio, con gusto. Buena faena de Manuel Jesús, que brilló al natural. La gente además estuvo en todo momento conectada con la faena y pidió el indulto, que fue concedido.

Con el que abría plaza, El Cid toreó templado a la verónica, pero se trataba de un animal muy flojo que no permitía apenas lucimiento. Sin embargo, el de Salteras estuvo por encima, con seguridad y firmeza. Destacaron algunos naturales sueltos. Falló a espadas.

El tercero se movió. Luque salió decidido con el capote en el recibo a la verónica, antes de dejar un vistoso quite por chicuelinas. Con la muleta se mostró enchufado y con ganas desde el inicio por estatuarios. Las primeras tandas, a media altura y sin obligar, le sirvieron para sostener al animal y poder apretar al final. Concluyó con unos gustosos remates antes de dejar media estocada. El sexto, sin clase y deslucido, no dio opción. El sevillano mató de una estocada efectiva.

Alejandro Talavante se encontró en primer lugar con un toro descastado y flojo con el que firmó una faena irregular. Dio muchos pases el extremeño, aunque no terminó la cosa de romper. Lo mejor llegó al natural pero no anduvo fino con los aceros. El quinto fue otro toro similar y puso voluntad, pero fue imposible. Con la espada muy mal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios