Curro Díaz cae herido grave y Venegas triunfa en Alicante

GANADERÍA: Se lidiaron seis toros pertenecientes a la ganadería de Los Chospes, bien presentados y que dieron buen juego en su conjunto. TOREROS: Curro Díaz, ovación tras petición de oreja en el único que mató, tras caer herido. César Jiménez, ovación tras petición, ovación tras aviso y oreja. Carlos Venegas, que tomaba la alternativa, una oreja y una oreja. Incidencias: Plaza de toros de Alicante. Un tercio de entrada en tarde calurosa. Curro Díaz fue atendido en la enfermería de "herida en cara posterior del muslo izquierdo con dos trayectorias: una ascendente de 11 centímetros, que afecta a fascia de Scarpa, y otra de 16 centímetros, en proximidad a la cara interna del fémur. Pronóstico grave. Trasladado a la Clínica del Perpetuo Socorro de Alicante.

El nuevo matador de toros José Carlos Veneges resolvió un triunfo de dos orejas en la tarde de su alternativa, en Alicante, en un festejo en el que Curro Díaz representó la otra cara de la moneda, al caer herido de pronóstico grave.

Curro Díaz recibió a su primero con bonitas verónicas en el recibo, y artístico quite por chicuelinas. La faena de muleta tuvo pasajes de mucho gusto por los dos pitones, pero en un momento se confió el torero y en el remate de un pase de pecho, el toro se le quedó debajo tirándole un gañafón que le cazó de lleno en el muslo izquierdo. El de Linares se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al animal, pasando a continuación a la enfermería para no volver a salir.

El toricantano Venegas se mostró con muchas ganas toda la tarde. Variado y muy participativo, puso toda la carne en el asador en sus dos faenas para conseguir el triunfo final de una oreja en cada toro de su lote.

César Jiménez estuvo técnicamente muy bien en las tres faenas que llevó a cabo, predominado en ellas el toreo a derechas, con muletazos de mucho gusto y despaciosidad. Tan sólo cortó una oreja, porque no estuvo fino con los aceros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios