Enrique Molina se prepara para su actuación de luces en la Plaza Real

  • El único portuense que hará el paseíllo en el abono, como sobresaliente de espada de Castella, tienta en Montes de Oca

Enrique López Becerra, para el toreo "Enrique Molina" es el único portuense que va a vestirse de luces este verano en el abono de la Plaza Real, como sobresaliente de espada de Sebastián Castella en su encerrona en solitario.

Siempre ha sido un profesional concienzudo y para ello se prepara rigurosamente. El domingo estuvo tentando en El Navazo, la finca de la ganadería de Montes de Oca, de José Luis Sánchez, junto a Daniel Crespo y al hijo del ganadero, Sebastián Sánchez Zambrano, que rejonea.

"Es para mi muy bonito tentar con esta ganadería, con al que me hice como torero. Le corté tres rabos sin caballos en El Puerto y he dado la vuelta al ruedo con el ganadero otras tres veces en El Puerto. No se me olvidan las dos novilladas picadas -entonces se anunciaba como José Luis Sánchez- que toreé en El Puerto y otras cinco de esta casa en Francia".

Enrique se estira en La Nava, el tentadero es un éxito y recuerda con nostalgia su última vez en la Plaza Real: "Fue una sustitución e Morante de la Puebla, en la feria de 1998. Enrique Barrilaro me llamó a las dos de la tarde para que me vistiera de luces junto a Cristo González y Celso Ortega. Era un corridón de toros de Barral , que le sobró a Canorea de Sevilla con tres toros cinqueños".

Enrique no se desvinculó del mundo del toro: "En el 99 y el 2000 estuve de banderillero pero vi que no me llenaba y desde entonces mató el gusanillo en los tentaderos de las casas amigas, porque el mundo del toro me ha dejado mucha gente que me aprecian. Las cosas no me rodaron en mi carrera profesional, pero sigo entrenado, fuerte y viviendo en torero".

No nos cabe duda, Enrique Molina está en el mismo peso de siempre y esto se lo toma muy en serio: "Soy muy realista, no vengo a torear 50 corridas de toros, tengo mi trabajo y ni quiero ni voy a dejarlo, solamente estar preparado y en forma, como el primer día, y vivir con la ilusión de un matador de toros porque tengo la capacidad y la madurez profesional para ello de sobra y para tardes como esta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios