Grandezas sin remate en el ruedo y pésimos cabildeos en los corrales

  • En la plaza de El Puerto se lidió un remiendo de tres ganaderías tras ser rechazados los titulares de Zalduendo por la autoridad, previa amenaza del apoderado Curro Vázquez de retirar a sus dos toreros

GANADERÍA: Dos de Sampedro (Primero y segundo), uno de Parladé y los tres últimos de Zalduendo. Desiguales de presencia y mejores los remiendos de Sampedro. Malos los titulares salvo el cuarto, manejable pero flojo MATADORES: Morante de la Puebla, de tabaco y oro, media y tres descabellos (Gran ovación tras aviso) y dos pinchazos y estocada (Vuelta tras aviso previa petición y bronca al palco por no darla) . El Juli, de tabaco y oro, cinco pinchaos y estocada (Gran ovación) y pinchazo, estocada corta y descabello (Ovación). Cayetano, de verde oliva y oro, pinchazo y estocada corta (Saludos tras aviso) y estocada (Palmas)) Incidencias: Tres cuartos largos en tarde de levante y bochorno. Saludaron tras parear Antonio Caba en el segundo, Joselito Rus en el tercero y Carretero y Fernando Pérez en el sexto.

Parecía que lo que mal empezaba iba a acabar bien, merced a Morante y El Juli, pero al fin no hubo remate, aunque hubo momentos brillantes y por vez primera en el verano portuense, una gran entrada y palmas por bulerías.

Empezó mal por el cabildeó previo en corrales y no acabó bien por el ganado y la espada. La repetida historia de Curro Vázquez en los corrales:hay que torear lo que el diga. Cómo sería el corraleo que, por vez primera, la presidencia -para curarse en salud- ha publicado los informes de reconocimiento previo, además de las actas. Transparencia cuando conviene. Se desecharon la víspera de la corrida los nueve toros de Zalduendo. Tras muchos cabildeos, se aprueban los dos sobreros sobrantes de la corrida de Parladé del sábado -que para ese día fueron aprobados por el usía pese al informe en contra de dos de los tres veterinarios- y se traen más toros de Zalduendo y de Sampedro. Insisto, apoderado pelmazo.

Al final, tras la reiterada amenaza de Curro Vázquez de retirar a sus toreros, y con la empresa buscando una terna sustituta, sale el festejo adelante "tragando" Vázquez con lo aprobado por la autoridad, como debe ser, y un comunicado en el que decía que el presidente les había pedido disculpas. Un culebrón que lo único que hace es robarle sitio en la crónica a los toreros. Y al final, seis medios toros. Los catalanes no saben lo que se pierden.

Y pese a todo este lío la corrida pudo ser un éxito, si llega a haber remate. Porque Morante tuvo un primero de Sampedro noble y manejable aunque no rompía para adelante. Muy torero el matador, le puso tanto empeño como torería, hasta el punto de que se llevó un susto. Soberbio en el quite, fue faena de barroquismo morantista, pero sin hilo, por los dos pitones y con preciosos remates. Con el toro herido de muerte con la espada, le ligó una serie suave y torerísima por la derecha, pero falló con el descabello.

En su segundo, emotivo inicio de faena cubierto, en tablas, para desmonterarse y brindar tras abrir guapamente al toro. Morante le pegó buenos pases por los dos pitones al toro, insistiendo mucho por la zurda con discreta chulería, entre el entusiasmo del público que no pudo premiar al torero por el fallo a espadas.

El Juli, sensacional con su primero de Sampedro, muy por encima del toro, empujándolo mucho para alargar el viaje. Soberbio al natural, pinchó un faenón. Su segundo, de Zalduendo, gordo y chico, no podía con su alma.

Cayetano tuvo un primero rajado y solamente pudo cuajar unos bellísimos doblones con ambas manos. Con su segundo, un Zalduendo chico, soso, descastado y cabeceando no tuvo acople ni ajuste en un trasteo vulgar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios