El diestro Iván Fandiño salió ayer de la UCI y el banderillero Mario Romero lo hará hoy

  • El matador de toros vasco y su subalterno fueron heridos por el mismo toro en la plaza de Bilbao

El diestro Iván Fandiño y su banderillero Mario Romero, heridos de gravedad el pasado sábado, en la plaza de toros de Bilbao, se recuperan satisfactoriamente; mejor el primero de ellos, que abandonó la UCI ayer, mientras que el subalterno permanecerá al menos un día más. Iván Fandiño descansa desde ya en una habitación de planta de la clínica de la Virgen Blanca de Bilbao, después de pasar la noche "tranquilo pero con los dolores lógicos de la cornada", pero dada la "buena evolución" de la herida, los doctores han optado con sacarle de la UCI para proseguir su recuperación, que va "por buen camino".

El torero de Orduña (Vizcaya) se encuentra "más animado", tanto que desde la misma cama ya sólo piensa en volver a torear y aunque aún no hay nada oficial, puesto que todo depende de cómo evolucione, su intención es reaparecer el próximo día 4 de septiembre en la localidad soriana de Almazán. Fandiño resultó herido durante la faena de muleta al sexto toro, de la ganadería de Puerto de San Lorenzo, en el festejo del pasado sábado en Bilbao, con una herida de 15 centímetros en el muslo derecho.

Por su parte, el banderillero Mario Romero, herido con anterioridad también por el mismo toro que alcanzó a Fandiño, aún permanece en la UCI de la clínica de la Virgen Blanca, puesto que el percance que sufrió fue "más fuerte", pero la situación "está controlada", y si todo va según lo previsto, pasará hoy a planta. Romero fue herido en el muslo derecho, con una cornada con dos trayectorias, además de un puntazo superficial en el glúteo derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios