El Juli abre la puerta grande de La México

  • El diestro madrileño corta cuatro orejas y Manzanares consigue un trofeo

GANADERÍA: Toros de Xajay, desiguales de presencia. Sólo el tercero rompió a embestir con clase. TOREROS: Julián López 'El Juli', dos orejas y dos orejas. José María Manzanares, oreja y silencio. José Mauricio, oreja con petición de la segunda y silencio. David Silveti, ovación tras dos avisos y silencio tras aviso. Incidencias: Plaza Monumental de México. Unos 35.000 espectadores.

La corrida de 66 aniversario de la Monumental Plaza México tuvo como gran protagonista a Julián López El Juli, que dio una lección de valor, ambición y torería ante dos toros a los que desorejó.

El Juli se midió primero con un toro agarrado al piso, con el que el madrileño pisó terrenos de cercanías en actitud de ataque. Tanto se arrimó Juli que sobrevino una espectacular voltereta. Con el chaleco arrancado de un pitonazo y sin chaquetilla, El Juli volvió a la cara con aplomo, mando, osadía y ambición multiplicada.

Ante el quinto, muleta en mano, volvió a pisar los terrenos del toro, otro enemigo sin entrega y sin voluntad de embestir por abajo y hasta el final. El Juli sobó, trazó, clavó talones y con toda su ciencia armó un alboroto. Otra vez la espada viajó certera y paseó otras dos orejas entre gritos de torero, torero.

José María Manzanares tuvo un primer enemigo que tomó los engaños con más brío que entrega. No obstante, el de Alicante dibujó derechazos y naturales de bello trazo y sobresaliente estética, amén de notables cambios de mano. Faena de momentos rematada de una estocada recibiendo y un golpe de cruceta.

Al sexto le buscó las vueltas, a pesar de mostrarse remiso y probón. Sin opciones, Manzanares macheteó con torería en el final y se lo quitó de en medio con solvencia.

José Mauricio se llevó el toro de la corrida, el tercero, un astado con ritmo y clase. Predominó la estética al mando. El otro del lote no caminó.

Diego Silveti quiso triunfar a toda costa y no pudo sortear un lote áspero y defensivo.

El Juli se fue en hombros de la multitud tras una tarde completa y plena de actitud y aptitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios