El Juli indulta un toro en la feria venezolana de Mérida

GANADERÍA: Cinco toros de la ganadería de San Sebastián de Las Palmas y uno, el primero, con el hierro de La Ahumada. El quinto, con el número 610 y de nombre Apresado II, fue premiado con el indulto. TOREROS: Antonio Barrera, silencio en ambos. Julián López 'El Juli', silencio y dos orejas simbólicas. César Vanegas, oreja y dos orejas. Incidencias: Plaza de toros de Mérida (Venezuela). Tres cuartos de entrada.

Interesante y triunfal festejo, en el que Julián López El Juli indultó un toro, en esta ocasión de la ganadería de San Sebastián de las Palmas. Un astado que dio buen juego y que fue lidiado de forma magistral por el torero madrileño, que a pesar de estar atravesando un proceso vírico, demostró que atraviesa por un buen momento de toreo.

El Juli fue enseñando a embestir a Apresado II, un astado que no fue claro en los primeros tercios, pero que, gracias a una lidia adecuada, terminó rompiendo.

El matador de Velilla de San Antonio logró tandas ligadas y con mucha transmisión por el pitón derecho, pero fue el izquierdo del que brotaron los pases de un mayor voltaje. Al final, el público estalló en la petición del indulto. Antes de las vio con el segundo, un toro con el que apenas pudo hacer nada.

Le acompañó por la puerta grande el torero nacional César Vanegas después de cortar tres orejas en una tarde en la que quedaron patentes sus ganas y su disposición. No dudó en saludar a los toros de rodillas, colocar banderillas de forma bullidora y mostrarse valiente con la muleta.

Completó el cartel el sevillano Antonio Barrera, que pidió permiso para torear los toros lidiados en primer y cuarto lugar, ya que tenía que coger un avión después de la corrida camino a México, donde tenía previsto torear otra corrida.

Antonio Barrera no terminó de romper en ninguna de sus faenas y tampoco estuvo fino con la espada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios