Julián López 'El Juli' y Alejandro Talavante, por la Puerta Grande en Jaén

GANADERÍA: Toros de El Vellosino, bien presentados y nobles en conjunto. Julián López 'El Juli', oreja y oreja. Miguel Ángel Perera, oreja y palmas tras aviso. Alejandro Talavante, saludos y dos orejas. Incidencias: Plaza de toros de Jaén. Media entrada.

El Juli y Alejandro Talavante salieron a hombros en Jaén donde la nota negativa, a tenor de la categoría del cartel, fue la pobre entrada registrada con apenas medio aforo cubierto.

Lo más destacado lo realizó Alejandro Talavante en el primero de su lote, a la postre el mejor animal de Vellosino y con el que el extremeño cuajó series de cinco y series muletazos y trazo muy largo y conjuntado sobre la mano derecha aprovechando la prontitud y franca repetición del astado salmantino. Al natural, el toro bajó algo y las series no salieron igual bajando algo la intensidad del trasteo. La espada fue su talón de Aquiles. Con el sexto, un toro con prontitud y nobleza, aunque flojo, realizó una faena en la que primó la quitud y el achique de espacios emocionando por seguirdad y capacidad; matando bien.

El Juli, que cortó una oreja a cada toro de su lote, se encontró con un primer ejemplar de buena condición aunque flojo y que obligó al madrileño a plantear una faena técnica en la que demostró su superioridad pero a la que faltó intensidad condicionada por el endeble animal. Cortó después otra oreja a un toro que también tenía teclas técnicas que tocar y al que fue metiendo en el canasto para terminar entregandose el toro. Rematató de una gran estocada.

El tercero, frío en los primeros tercios, fue a más y se dejó hacer en el último tercio logrando Miguel Ángel Perera enjaretar muletazos estimables para terminar en cercanías abrumando y exprimiendo al toro. Con el manso quinto, un toro muy rajado, Perera no pudo brillar por las nulas posibilidades del astado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios