López Simón, el más destacado en unos mediocres Sanfermines

La Feria del Toro de Pamplona ha estado marcada por la mediocridad, sin una corrida completa de categoría, con demasiados toros con muchos kilos y poca casta y bastantes trofeos sin peso para las exigencias que debe tener una plaza de primera categoría. Con matices, los Sanfermines han carecido de brillo, como ya sucedió este año en otras ferias de máxima categoría, como las de Abril de Sevilla y San Isidro en Madrid.

El diestro más destacado, en un ciclo en el que echamos de menos una mayor calidad artística, ha sido Alberto López Simón, quien cortó tres orejas el 7 de julio y salió a hombros tras una actuación con firmeza y temple. El torero madrileño, con sitio, llegaba a los Sanfermines tras dos puertas grandes en la plaza de Las Ventas de Madrid.

Miguel Abellán, Paco Ureña y El Juli también alcanzaron la salida a hombros -todos ellos con dos orejas-, aunque sin la actuación redonda de López Simón.

Otros espadas que han cortado una oreja -de distinta entidad- han sido Sebastián Castella, Iván Fandiño, Eugenio de Mora, Miguel Ángel Perera y Manuel Escribano.

De los novilleros destacó Roca Rey y entre los rejoneadores Hermoso de Mendoza, quienes cortaron una oreja cada uno.

En el apartado ganadero, el prestigioso trofeo Feria del Toro, destinado a la corrida más completa, ha quedado desierto -por primera vez desde 1988- y el premio Carriquiri lo ha ganado la divisa de José Escolar, que debutaba, por el toro Costurero, uncinqueño de pinta cárdena, imponente y con cuajo, excesivamente corniabierto, que lidió Paco Ureña.

López Simón ha acaparado la casi totalidad de los trofeos al triunfador que se han concedido por estos Sanfermines 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios