Morilla, en El Puerto ante la vacada con la que ganó el Zapato de Oro

  • El portuense ha retrasado su operación de menisco para no fallar en la Plaza Real

Alejandro Morilla llega a El Puerto el domingo, a su cita con los toros de Cebada Gago con una mentalidad que le hace dejar de lado a una dolorosa lesión.

Porque el torero sufre la rotura del menisco de la rodilla derecha. Tenía que haberse operado pero la intervención no le aseguraba llegar a El Puerto al cien por cien, y ha decidido dejar la operación para la semana próxima.

Con los intensos entrenamientos la lesión se resiente, pero el diestro controla el dolor con infiltraciones y medicamentos: "El Puerto lo merece" dice. Ya sabemos que este torero se la juega, lo demostró el año pasado, justo hace un año, en el albero de la Plaza Real, cuando sin miramiento apostaba los muslos con unas manoletinas suicidas ante aquel toro de Martelilla, arrancando la única oreja de la tarde en una corrida que no sirvió.

Pero la de Cebada tiene que servir, Morilla se lo merece y la Plaza Real también, es el torero de El Puerto y hay que hacerle caso. En el toreo de poco sirve la partida de nacimiento, pero Alejandro tiene méritos en esta plaza en la que está toreando desde 2007, el año siguiente al de su alternativa, que tomó en Sanlúcar en el 2006.

En el 2007, en tres tardes, tres orejas en la feria y dos orejas y vuelta y una oreja, respectivamente, en sus dos tardes en el abono de verano.

Dos orejas en su actuación del año 2008, su tercera puerta grande de matador en este ruedo y el año pasado otro portazo en feria, sumando una oreja de cada enemigo, y la oreja que arrancó en la corrida de agosto. Desde luego Morilla no está por la cara ni mucho menos en el abono.

Le recordamos al torero que con una novillada de Cebada Gago ganó el prestigioso y disputado torneo novilleril del Zapato de Oro de Arnedo: "también toreé otra novillada de Cebada Gago en Arganda y he estado mucho en esa casa en el campo, pero va a ser mi primera corrida de toros de este hierro", comentaba el torero anoche recién finalizado su riguroso entrenamiento diario.

Es la segunda corrida de toros de este año, tras su anterior triunfo en Villamanta donde desorejó un toro de Pablo Mayoral: "el domingo es una tarde decisiva para mí y voy a por todas". Como siempre en la plaza de El Puerto: "mucho más todavía". Pues que El Puerto se lo reconozca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios