San Fernando ·DESPEDIDA DE LOS RUEDOS DE RUIZ MIGUEL

Padilla y Galván sacan a hombros a Ruiz Miguel en su adiós de los ruedos

  • El veterano matador suma dos orejas, el Ciclón de Jerez tres y David Galván desoreja sus dos toros cobrando el rabo del sexto.

Comentarios 3

El valiente lidiador que ha toreado cerca de 1.500 corridas de toros, el torero que se ha puesto delante a diario de lo que le quita el sueño a muchas figuras, el que se ha pasado por la barriga las más grandes encornadurass y las peores intenciones, el espada cerebral que piensa delante del toro, el torero que bromea con la banda, con el público con sus compañeros, el hombre que pisa el albero sin perder nunca el buen ángel... se ha cortado la coleta.

El que ayer lidiaba con serenidad una deslucida corrida de Pereda, quien quedaba, como sus compañeros de terna, muy por encima de las condiciones del ganado y dueño de una alcayata que ha aguantado 66 años, 50 de ellos en la cara del toro, el torero de bajamar, el as del valor, el que nunca ha perdido el sentido delante de los más feroces miuras, victorinos, murteiras, pablorromeros, morenos de la Cova y todo le que se menea con cuatro patas queriendo coger a un hombre... perdió el ánimo cuando vio a su hijo dispuesto a cortarle la coleta y rompió a llorar como aquel chiquillo que hace medio siglos se tiró de espontáneo en la plaza de toros de Cádiz.

Todos lloramos con Ruiz Miguel abrazado a los toreros, brindando su último toro de luces a su mujer, Lola Álvarez, gran mujer detrás del gran torero...

San Fernando fue testigo entusiasta y cariñoso de este punto final con muchos toreros en los tendidos, muchos amigos y muchos aficionados. Una pena que la corrida de Pereda, rajada y deslucida no prestara mimbres a Ruiz Miguel, que sí que quedó por encima del huido primero, al que sujetó con oficio y sacó todo lo que tenía, y con su complicado y mirón cuarto, segundo de su lote, complicado y con guasa, con el que tragó sacando una imposible serie en redondo.

Así se van los toreros, no les hace falta ninguna oreja protocolaria, nada más que el público en pie y lágrimas. Lágrimas para disfrutar maestro, enhorabuena y buen trabajo, no se puede escribir la historia del toreo sin dedicarle un capítulo a Francisco Ruiz Miguel.

Padilla de nuevo, y van cuatro años seguidos triunfando en esta plaza, redondeó en La Isla. A su primero, manso como toda la corrida, le pudo en una primera serie de doblones de asombro, las cosas como son. Tanto que el toro se acobardó, para quedar parado y reservón. Padilla atacó y empujó a un toro que no quiso embestir, defendiéndose de mala manera del engaño.

El sexto, 136, mansete y rajado pero buen toro si el torero lo sujetaba dejándole la muleta en la cara, Padilla lo aprovechó de nuevo en una faena variada en la que brillo lidiando en redondo de rodillas. En ambos tercios, espectacular y eficaz con las banderillas. A muy buen nivel .

David Galván, torero del patio, tampoco tuvo mimbres y también estuvo por encima de su lote, muy por encima. A ambos le arrancó las orejas en una arrimón final. Ambos huidizos y mansos, con el segundo asombró con valor seco metiendo los muslos entre los pitones, rematando con una buenos estocada para cortar el rabo. Un torero en un gran momento.

CORRIDA DE TOROS DE FERIA DEL CARMEN DE LA ISLA 

GANADERÍA:Toros de Pereda, desiguales de presentación, rajados y deslucidos, el mejor el quinto, para el que un sector pidió un disparatado indulto. TOREROS: Francisco Ruiz Miguel de malva y oro, que se despedía de los ruedos, delantera baja y descabello (oreja) y dos pinchazos hondos (oreja). Juan José Padilla, con vestido tórtola y oro, estocada (dos orejas) y tres pinchazos y estocada (oreja tras aviso). David Galván de grana y oro, dos pinchazos (dos orejas) y estocada (dos orejas y rabo). INCIDENCIAS: Tres cuartos y calor. Monterazo de Víctor Nieto en el cuarto -por parear muy bien y por quitar a cuerpo limpio al tercero- y también saludó Álvaro Núñez en el sexto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios