La Peña Museo Taurino Galloso entrega sus distinciones anuales

  • Premiado el novillero Pablo Mora en noche de homenaje a Limeño y a Antonio Balcón

Una vez más los Gallosistas pusieron el cartel de "No hay localidades para hoy" en la gran sala de celebraciones de Bodega el Cortijo, la noche del viernes, con ocasión de la entrega de los premios anuales de la Peña Museo taurino José Luis Galloso.

Este año con el palmarés muy reducido dado que los peñistas dejaron desierto la mayoría de premios, como explicó el presidente José Luis Muñoz Barrero en su intervención inicial, en la que no esquivó la crítica de la situación del toreo en El Puerto.

El único galardón concedido en esta XIV edición fue para Pablo Mora, en mérito de ser el mejor novillero sin caballos visto en 2014 en la Plaza Real. Recibió de la familia Cruz, propietaria de bar Sol y Sombra, el premio que patrocinan, que lleva seis ediciones y que corresponde en la temporada 2014: la del 25 aniversario del establecimiento que fundara Antonio Cruz Llamas justo frente a la divisoria de localidades de sol y sombra de la Plaza de El Puerto.

Por añadidura se rendía doble homenaje a dos grandes del toreo, uno en el ruedo, otro entre bambalinas y ambos soberbias y apreciadas personas en la calle: Antonio Sánchez Bello "Balcón" y José Martínez "Limeño".

Antonio, por el fallecimiento de su hermano en la misma jornada no pudo asistir, razón dolorosa que impidió que recibiera el cariño que merece quien además fuera presidente de la Peña Galloso muchos años. El escultor Manuel Larios elaboró una preciosa terracota que recibió Galloso en nombre de Balcón.

Y Limeño. Excelente y emotiva intervención de los veterinarios Antonio Ruiz y Antonio Moreno, que le dedicaron al querido maestro un ofrecimiento que dejó al público encantado y al veterano maestro emocionado.

Y terminando el acto que presentó Jerónimo Roldán y antes del broche del cante de Antonio Puerto, y el cierre de la teniente de alcalde Patricia Ybarra, el homenaje de particular Galloso a José Luis Muñoz por su desvelo. No es para menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios