Ponce y los sevillanos Morante y Luque, sin trofeos en Dax

GANADERÍA: Toros de Daniel Ruiz, bien presentados y encastados en conjunto. Bravos el primero, tercero y cuarto, que fueron aplaudidos en el arrastre. Complicado el segundo; con clase, pero apagado después de varas el quinto y sin clase, pero con movilidad, el último. TOREROS: Enrique Ponce, silencio y pitos. José Antonio 'Morante de la Puebla', bronca y pitos. Daniel Luque, saludos y silencio.

La feria de la ciudad francesa de Dax comenzó con una tarde sin historia, durante la que los diestros sevillanos José Antonio Morante de la Puebla y Daniel Luque y el valenciano Enrique Ponce se marcharon de vacío y en la que lo más destacado fue un acto de apoyo a las corridas de toros celebrado antes del paseíllo.

Lo que más recordarán los aficionados presentes en la primera corrida de la Feria de Dax será el acto impulsado por el Ayuntamiento y la peñas taurinas de la ciudad por el que, pocos minutos antes del paseíllo, un grupo de personas hicieron acto de presencia en el ruedo con una pancarta en la que se podía leer: "Dax, ciudad de cultura taurina". Lo que hizo estallar la mayor ovación de la tarde.

De lo que pasó después quizás no se acordarán mucho los aficionados: Ponce no apostó nada con dos toros cuyo mayor defecto fue repetir las embestidas.

Morante se aburrió enseguida con su primero, al que mató de un bajonazo a paso de banderillas después de darle tres doblones, y no le dio otra opción que la de rajarse al quinto, que parecía tener clase pero se paró.

El mejor parado fue Daniel Luque que asumió su papel de revulsivo frente al buen tercero, cuya oreja perdió con la espada, y luego, frente último, desprovisto de clase que pinchó otra vez, sin haberle sacado el mismo provecho que a su primero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios