Prueba de fuego para Manzanares

  • El alicantino tienta hoy reses por primera vez, tras cortar la temporada por una grave lesión en la mano izquierda

Comentarios 1

Como rezan los carteles que se cuelgan en plena temporada [Si el tiempo no lo impide...] y no surgen problemas de última hora, hoy puede ser un gran día para José María Manzanares. El tentadero previsto en la finca salmantina de sus apoderados, los Matilla, puede suponer uno de los mejores regalos de Reyes de los recibidos en este 2012 por el torero alicantino.

Según manifestaba ayer a esta redacción José Ramón Lozano, jefe de comunicación del diestro, José María Manzanares tiene previsto probarse hoy en el campo y comprobar cómo ha quedado su mano izquierda, tras varias operaciones. La grave lesión -corte de tendones sufrido el año pasado en Utrera- le hizo cortar la temporada 2011, en la que ha sido indiscutible triunfador y en la que sumó el histórico indulto al toro Arrojado, de la divisa de Núñez del Cuvillo, en la Real Maestranza de Sevilla.

En la última intervención quirúrgica, realizada por el doctor Piñal en un clínica santanderina, se le separó el tendón, adherido a la piel. Tras esta decimoprimera operación en esta mano, el propio torero afirmaba que "un trozo de la muñeca es del codo y otro del dedo gordo es un trozo del índice". Desde entonces, noviembre, el torero se ha sometido a una rehabilitación muy dura con sesiones de tres horas diarias. Durante este período ha perdido corridas contratadas en algunas ferias americanas, como Cali y tampoco podrá retornar el próximo domingo 15 de enero en La México.

Si todo transcurre positivamente, el diestro alicantino podría reaparecer el 5 de febrero en la Monumental mexicana y torear el 11 de febrero en Medellín (Colombia) para retornar a España y preparar la temporada europea. De esta manera, finalizaría un calvario para Manzanares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios